cajas negras

Hoy comenzó la búsqueda submarina de las cajas negras del vuelo desaparecido de Malaysia Airlines. La flota internacional tiene ante sí un reto complicado, ya que el lunes se acaba la energía que permite que emitan señales con su ubicación. Cada vez parece más difícil que lo puedan llegar a lograr, ya que el tiempo se agota y la zona a rastrear es muy grande.

Cuando se agote la batería será muy complicado encontrarlas El barco Ocean Shield de la Armada Australiana (el cual lleva consigo un localizador de señales de la Armada estadounidense) y el barco HMS Echo de la Armada británica, están buscando las cajas negras en un corredor de unos 250 kilómteros en el Océano Índico. Allí intentarán interceptar alguna señal que pueda indicar la ubicación de las mismas.

Obviamente, la búsqueda submarina comenzará en el lugar donde creen que el avión podría haber impactado. Encontrar las cajas negras es vital para entender realmente qué ocurrió con el vuelo MH370. Una vez que se agote la batería el próximo lunes, localizarlas será una tarea complicadísima, teniendo que escanear el fondo marino sin ningún tipo de referencia.