El tema de la semana nuevamente es protagonizado por Facebook y su afán de comprar cosas, por grandes sumas de dinero y demostrando ante cualquiera sus ambiciones, porque eso es lo que son, ambiciones de incursionar con más fuerza en distintos mercados y, en este caso en concreto, apoyar con su poderosa chequera a una pequeña empresa nacida de la mente de un joven llamado Palmer Luckey, que soñó con un dispositivo que realmente ofreciera una experiencia grata de realidad virtual.

Facebook compró Oculus VR, responsables de las gafas de realidad virtual Oculus Rift, por dos mil millones de dólares hace algunas horas. Hasta el día de hoy cuando se unía en una frase las palabras videojuegos y Facebook normalmente se hablaba de las famosas (y un tanto molestas) granjitas como FarmVille, o solicitudes de vida para el Candy Crush. Hoy, Facebook da un gran paso hacia la industria de los videojuego, al menos ante la opinión del público, pero realmente aseguran que se centrarán en la innovación.

Diferentes rumores corrieron rápidamente en internet de que la casa de Mark Zuckerberg cambiaría las Oculus Rift (dicho por fuentes del NYT), crearía una interfaz de usuario de su red social "optimizada" para el dispositivo y su tecnología, y muchos ya nos vimos jugando a la granjita en realidad virtual.

Facebook ha desmentido todas estas declaraciones, asegurando que no piensan cambiar ni el diseño, ni la marca ni influir en la tecnología de las Oculus Rift, solo quieren servir de catapulta a la innovación en esta tecnología.

Y la billetera de Mark Zuckerberg es lo suficientemente grande para darnos confianza de que así será. Puede que Oculus VR naciera como una startup gracias a Kickstarter, puede que el público le diera a la campaña más de 2 millones de dólares, y que sus primeras 60 mil gafas (prototipo) se hayan vendido como pan caliente.

Pero con el capital que dispone Facebook, apoyando al I+D de Oculus VR, estoy seguro que al tecnología de la realidad virtual dará un gran vuelco, se acelerará su evolución a una gran velocidad gracias a la inyección de capital para investigación. Es una gran noticia en primera escala para el mundo de los vidoejuegos, y en general, para cualquier uso que se le pueda dar a la tecnología creada por Palmer Luckey.

Existe el temor de que la filosofía de Oculus VR cambie, pero es innegable que la inversión de Facebook les dará un gran impulsoY entiendo que personas de tanto renombre en la industria como Markus Persson sientan dudas sobre la unión de Oculus con Facebook; al fin y al cabo, la red social no es sinónimo de confianza y bondad. Cuando compró Instagram también aseguró que no la cambiaría pero su esencia realmente ha cambiado, llegó de cierta forma a la web e incluirá publicidad. Esto no está mal, es una inversión al fin y al cabo, pero los usuarios más puristas se lo tomarán a mal y gritaron pestes de Zuckerberg por doquier.

Notch es de esos usuarios puristas y en este caso puede estar siendo un tanto exagerado, aunque respeto su comentario. En lo personal, lo que creo es que hay que darle un voto de confianza a Facebook en este caso porque tienen la razón en una cosa muy importante:

Servirán como trampolín para que las Oculus Rift crezcan y evolucionen, mucho más rápido y mejor. Puede que sean más económicas y accesibles, que su tecnología mejore rápidamente y que realmente ofrezcan la experiencia de realidad virtual que Luckey desde sus inicios ha deseado. No sabemos que deparará el tiempo, si Oculus VR cambiará su filosofía abierta o no (que es mi mayor temor), pero por ahora, debemos tomarlo como lo que es: un impulso para el crecimiento de una tecnología innovadora y revolucionaria.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.