Un descubrimiento fruto del azar y la casualidad, a veces conocida bajo el nombre de serendipia. Así califican investigadores del British Museum el hallazgo de las primeras huellas humanas fuera del continente africano. El rastro del paso de nuestros antepasados por Europea data de hace 800.000 años.

No hay huesos que puedan determinar de qué especie de homínidos hablamos, según los científicos del British Museum. Pero sobre el suelo de la conocida playa de Happisburgh en Norfolk (Reino Unido), caminaron homínidos por la forma de las huellas humanas aparecidas.

Este pequeño rincón británico no solo es famoso por contener las primeras huellas humanas encontradas fuera del continente africano. Hace solo tres años, también se dio a conocer por ser el lugar más antiguo del norte de Europa donde hubo pruebas de que vivieron los primeros homínidos.

huellas humanas

El paso de los años y la erosión ha permitido revelar estas primeras huellas humanas. A medida que el agua ha pasado factura a las rocas de este acantilado, el suelo arenoso depositado debajo ha mostrado su particular secreto: los pasos de nuestros antepasados, probablemente pertenecientes a la especie Homo antecessor, debido a las fechas que manejan los investigadores británicos.Las huellas podrían estar muy relacionadas con la comunidad que vivió en Atapuerca

La ayuda de científicos de la Liverpool John Moores University permitió además identificar el origen de estas huellas humanas. Probablemente pertenecieron a 5 individuos (tanto niños como adultos), que aunque no presentaban un desarrollo del cerebro tan importante como el actual Homo sapiens, ya eran capaces de andar totalmente erguidos sobre sus dos pies.

Por los estudios realizados, algunas de las huellas humanas podrían haber pertenecido a personas con una altura de entre 90 y 170 centímetros. En el momento en que aquellos individuos pisaron esa playa, Reino Unido aún se encontraba unido a la Europa continental. Según Chris Stringer, del Museo de Historia Natural, las huellas humanas británicas podrían estar estrechamente relacionadas con homínidos del yacimiento de Atapuerca.

Este hallazgo es importante para rastrear en el pasado de nuestra especie. Aunque lógicamente los primeros pasos de los homínidos fuera de África no se dieron en Reino Unido, el descubrimiento de estas huellas humanas permite seguir tejiendo los hilos de nuestra propia historia.