Palíndromo es una palabra que viene del griego palin dromein (volver a ir hacia atrás), normalmente aplicado a frases o números que pueden ser leídos igualmente hacia delante que hacia atrás. Basándose en este concepto, un diseñador gráfico francés rodó, SYMMETRY, una pequeña película que puede ser reproducida en ambas direcciones.

Requiere muchísima planificación previa al rodaje
El resultado es impresionante. Yann Pineill ha conseguido hacer una obra visual capaz de dejarte con la boca abierta. Además de la estética del corto, se ha encargado de cuidar cada plano para que pueda ser visto "a la inversa" sin tener la sensación de que estamos rebobinando. Para conseguirlo, se requiere mucha planificación previa.

Da igual que la empieces desde el "final", en el medio o desde el principio. Conseguir esta simetría es muy complicado. Incluso la banda sonora puede ser reproducido hacia delante o atrás. Lo más impresionante, es que a pesar de la dificultad, han querido reparar en todos los pormenores, algo que se puede comprobar en detalles como el reloj digital aparece 05:05 a la mañana y 20:20 a la tarde).