La Tierra esconde rincones fascinantes, increíbles lugares singulares donde la naturaleza es capaz de mostrarnos auténticas bellezas originales. Explorando la gran biodiversidad que puebla nuestro planeta, siempre podemos toparnos con creaciones naturales fantásticas, como Eucalyptus deglupta, un increíble eucalipto colorido originario de Filipinas.

Este árbol representa, sin lugar a dudas, la obra maestra más bonita de la naturaleza. Aunque parece un verdadero cuadro artístico, pintado a propósito por los biólogos estudiosos que observan su crecimiento, lo cierto es que este eucalipto colorido es completamente real.

El conocido como eucalipto del arcoiris por sus increíbles tonalidades suele ser cultivado como árbol ornamental. También se llama Mindanao gum, y es la única especie de eucalipto que se encuentra originalmente de manera natural en el hemisferio norte. A pesar de ello, su distribución natural se encuentra en regiones como Nueva Guinea, Nueva Bretaña, Mindanao y Sulawesi.

eucalipto
Churchmous (Flickr)

Los fascinantes colores que se pueden observar en el tronco de este árbol se deben a cambios en la corteza del propio eucalipto. Ésta muda con frecuencia anual, pero el verde interior va oscureciéndose, modificando sus tonos a increíbles rojos, azules, amarillos y otros bonitos colores, como vemos en las imágenes. El cultivo de este eucalipto, además de su función ornamental, sirve actualmente en la producción de papel.

eucalipto
Carvalho (Flickr)