El 23 de agosto de 2013, Steve Ballmer anunció que se retiraba como CEO de Microsoft, dando paso a un ciclo de renovación en la compañía y con ello a un buen culebrón, como mandan los cánones, de finales de verano. ¿Quién le reemplazaría en el puesto?

Al principio había cinco nombres clave, con un claro favorito en las apuestas: Stephen Elop, considerado por algunos como un traidor y un caballo de Troya con el objetivo de acabar con Nokia desde dentro para vendérsela a Microsoft. Por si fuera poco, dos semanas después se anunciaba la intención de Microsoft de comprar Nokia, previa aprobación de las autoridades. Otro de los candidatos en un segundo plano era Tony Bates, vicepresidente de la compañía de Redmond. Tras el baile de nombres, el panorama se despeja, y las últimas voces señalan a otro hombre: Satya Nadella, encargado de los servicios en la nube en Microsoft, sería el elegido.

Estas últimas voces no vienen de cualquiera, vienen de Bloomberg. Satya Nadella tiene 46 años y ha pasado 22 de ellos en Microsoft, desde que llegara en 1992, así que es un viejo conocido para la compañía. Quizás motivo por el que hubiese sido escogido por delante de otros cuyas candidaturas sonaban, a priori, más fuertes, como los mencionados Stephen Elop y Tony Bates, así como Alan Mulally, de Ford, Steve Mollenkopf, de Qualcomm, o Hans Vestberg, de Ericsson. Antes pasó por Sun Microsystems.

Actualmente, en su puesto en Microsoft, Satya Nadella se encarga de servicios y herramientas en la nube de Microsoft como Windows Azure, Windows Server, SQL Server, Visual Studio o System Center, así como productos para el usuario, tales como Office 365, Bing, SkyDrive, Xbox Live, o Skype.En su perfil de Twitter no se muestra apenas activo: 25 tuits en los últimos cinco años. La lucha por el puesto de CEO en Microsoft va cerrándose, más de cinco meses después de abrirse con la renuncia de Ballmer. Por supuesto, no es un nombramiento oficial, pero esta vez hay algo más que rumores.

👇 Más en Hipertextual