Llegó el momento, llegó el día en el que los cuadros de instrumentos de los coches dieran un giro de 180 grados para enseñarnos cómo serán los próximos años y esta edición del CES ha sido la elegida. Entre un mar de acuerdos, como el de Google y el de Nvidia, estaba claro que Audi tenía que enseñarnos algo novedoso, y para ello ha preparado dos ideas: la primera afecta al interior del nuevo Audi TT y la segunda se centra en un tablet conectado al coche.

Di hola al cuadro de instrumentos del futuro

Aprovechando el tirón del CES la marca alemana ha aprovechado para enseñar las primeras pinceladas del futuro Audi TT, la tercera generación de este modelo. Para ello ha mostrado el diseño general del interior, que se caracteriza por mezclar con finura la línea minimalista que ya se exhibe en el A1 y A3 pero llevada hasta cotas insospechadas. Por eliminar, han suprimido hasta la clásica pantalla del navegador. Si, ya no existe pantalla central porque se integra en el espectacular cuadro de instrumentos.

nuevo Audi TT

La pantalla es de 12,3 pulgadas de alta resolución y totalmente configurable. Desde aquí podremos ver la información que veremos en un cuadro de instrumentos estándar, las indicaciones del navegador, la gestión de los parámetros del coche y controlaremos el reproductor multimedia. Para movernos por los diferentes menús la marca ha optado por ofrecer un control en el túnel central del coche que puede funcionar como un touchpad.

No sabemos si el sistema operativo que empleará este nuevo Audi TT será Android o todavía es demasiado pronto para dar el salto, pero lo que tenemos claro ceses que para manejar tal cantidad de información y gráficos Nvidia ha tenido que jugar un papel esencial.

Una tablet para completar la experiencia tecnológica

Además de ofrecernos esta preview de un modelo que se espera con impaciencia, Audi ha querido presentar un tablet, el Audi Smart Display, que se integrará con el coche empleando la conexión Wi-Fi. De esta manera los pasajeros podrán controlar el sistema multimedia y acceder a internet gracias a la conexión LTE que llegará a algunos modelos de la marca, caso del A3.

Este dispositivo cuenta con una pantalla de 10,2 pulgadas y un procesador Nvidia Tegra T40, una variación del Tegra 4. Con el Audi Smart Display tendremos acceso, como no podía ser de otra manera, a Google Play por lo que, pese a no ser un tablet con tecnología de vanguardia, supone un buen complemento para los coches que llegarán de Audi los próximos años.