El Sistema Solar parece el reflejo de un armonioso conjunto de planetas, satélites y asteroides coronados con nuestro astro, el Sol. Todo está en orden, por lo que es difícil imaginar lo caótico que pudo ser hace millones de años, después del origen del Universo. Un reciente estudio del MIT, sin embargo, afirma que no todo fue como parece: Júpiter pudo estar mucho más cerca del Sol.

La visión que tenían los astrónomos en la década de los ochenta se correspondía con cinturones de asteroides estáticos. En otras palabras, aquellos que se formaban cerca del Sol, permanecerían en el mismo lugar años después. Los que, por contra, se originaran muy lejos del astro, se mantendrían en dicha posición.

Antes se pensaba que los asteroides siempre habían estado en la misma posiciónLas cosas, sin embargo, no son tan sencillas como se pensó en un principio. Lejos de contar con asteroides localizados en situaciones inamovibles, nuestro Universo, y en particular, el Sistema Solar, son activos y dinámicos. Tanto que por primera vez en años, científicos describían asteroides con composiciones químicas extrañas para los lugares donde se encontraban.

Así fue como la hipótesis de los asteroides estáticos fue desechada. Con una gran ventaja: estos cuerpos rocosos presentan miles de años, y nos permiten que indaguemos en el pasado del Universo. Conocer los asteroides y su historia nos ayuda también a contemplar la evolución del mundo.

Júpiter
M.A. Garlick (NASA, ESA)

Una investigación realizada ahora por el MIT y el Observatorio de París ha logrado recrear el mapa más preciso de asteroides conocido hasta el momento. Su trabajo ha permitido determinar la localización, tamaño y composición de 100.000 cuerpos rocosos, concluyendo que los conocidos como asteroides erráticos son más comunes de lo que anteriormente se pensaba.Lejos de ser inmóvil, nuestro Sistema Solar ha sido muy dinámico

En el cinturón principal de asteroides, localizado entre Marte y Júpiter, los científicos han visto una compleja diversidad de cuerpos rocosos, lo que indica que el caos del Sistema Solar hace millones de años debió de ser enorme. Este desorden no se corresponde en ningún caso con la estructura actual que podemos observar y estudiar.

De hecho, los cambios dramáticos que podría haber experimentado el Sistema Solar son espectaculares. En el pasado, Júpiter estuvo en una posición mucho más cercana al Sol de lo que está actualmente, según el mapa de asteroides realizado entre investigadores de Estados Unidos y Francia. El desplazamiento de Júpiter hacia su localización actual habría servido, por otro lado, para desplazar a diversos cuerpos rocosos de su situación original.

El modelo de Gran Tack cobra fuerza

El mapa de 100.000 asteroides desarrollado no solo ofrece resultados sorprendentes sobre Júpiter y su desplazamiento a lo largo de la historia del Universo. También apoya una hipótesis sobre la primera etapa del Sistema Solar, conocida como modelo Grand Tack.

Júpiter

Esta idea se basa en la posible migración planetaria, por la que el propio Júpiter habría conseguido desplazarse desde el Sol a su localización actual. Su hipótesis, publicada en la revista Nature en 2011, encontraría nuevos apoyos en este mapa del MIT y del Observatorio francés. Júpiter, y también Saturno, se habrían desplazado en los primeros millones de años de la historia del Sistema Solar.

Como vemos, la investigación astronómica ha logrado grandes avances en las últimas tres décadas. Un mayor conocimiento de todos los objetos y cuerpos que forman parte del Universo, también de nuestro Sistema Solar, nos ayudarán a saber más sobre nuestro pasado. El ejemplo del mapa de asteroides es una buena muestra, por la que por fin podríamos poner fin al misterio de la localización de Júpiter hace millones de años.

👇 Más en Hipertextual