El Raspberry Pi se ha convertido en un objeto de culto entre los amantes de la tecnología. Esta pequeña computadora y la gran cantidad de distribuciones dedicadas disponibles, hacen que los usos de este dispositivo sean infinitos. La comunidad gamer lo ha utilizado para diversos juegos, utilidades, etc. y hoy os presentamos una propuesta para convertirlo en un mini Arcade, comodidad y jugabilidad al mismo tiempo.

Como no podía ser de otra manera, Porta Pi Arcade es un proyecto que se ha lanzado en Kickstarter, donde se ofrece un kit completo (al más estilo IKEA) para que cualquiera pueda montar su propio cabinet alrededor de su Raspberry Pi. Me parece muy buena idea, ya que uno de los usos más comunes para este dispositivo es emular juegos antiguos (y no tan antiguos).

Recibirás todas las piezas necesarias para construir tu proprio mini Arcade, sólo será necesario un poco de paciencia para encajar las piezas y fijarlas con pegamento o cola. Curiosamente, lo único que no se incluye es la propia Raspberry Pi, quedando el kit de la siguiente manera:

  • Piezas de madera cortadas a láser para montar el cabinet
  • Pantalla HD de 7 pulgadas LCD
  • 1 joystick
  • 10 botones
  • Altavoces y un amplificador
  • Tarjeta SD de 16GB y y el software adecuado
  • Cables y conectores necesarios

Necesitan 13.000 dólares para poder llevarlo a cabo, cifra que, a 28 días de acabar la cuenta atrás, están a punto de superar. Como siempre, existen diferentes precios para apoyar este proyecto, el cual se puede comprar a partir de 155 dólares (unos 112 euros), añadiendo 38 dólares para envíos fuera de los Estados Unidos.

Me gusta la idea de montarlo tu mismo, coincide con la propuesta original del Raspberry Pi, el cual con un poco de esfuerzo puede convertirse en casi cualquier cosa. Los que somos amantes de los videojuegos clásicos podremos, con la ayuda de estos dos objetos combinados, rememorar tantas horas de Arcade jugando a juegos que nunca pasarán de moda.