Ayer recibíamos la triste noticia del fallecimiento de Fred Sanger, uno de los mejores científicos del siglo XXI, sin cuyo trabajo no entenderíamos buena parte de la investigación que se produce actualmente. Su fallecimiento en la ciudad británica de Cambridge cerraba una de las etapas más gloriosas en la historia de la genómica.

Desde ALT1040 queremos rendir nuestro particular homenaje a este bioquímico nacido en Rendcomb en 1918. Su labor pionera en bioquímica y genética ha provocado grandes avances para la medicina actual. Sin Fred Sanger, no podríamos entender el elevado desarrollo de la secuenciación del ADN y otros temas relacionados.

Reconocido por la Universidad más prestigiosa

Su formación comenzó en la Universidad de Cambridge, que reconocería al científico al cambiar el nombre de dos de sus centros más importantes. En primer lugar, el Departamento de Bioquímica denominó a uno de sus dos edificios como Sanger Building, a modo de homenaje a su trabajo científico, que fue iniciado al completar su doctorado en 1943 precisamente en ese departamento.

En segundo lugar, uno de los centros de secuenciación genómica más importantes del mundo, situado a las afueras de Cambridge, se llamó también Wellcome Trust Sanger Institute, en honor a su figura y labor científica. Fue en este instituto donde se realizó una de las tareas más importantes del Proyecto Genoma Humano, iniciativa multidisciplinar que no podría haberse llevado a cabo sin el trabajo anterior de Fred Sanger.

Fred Sanger
Magnus Manske (Wikimedia)

Pionero en la secuenciación de proteínas

Aunque Fred Sanger es más conocido por la puesta a punto de la secuenciación del ADN, lo cierto es que su trabajo comenzó con el estudio de la insulina, una hormona formada por solo 51 piezas e imprescindible para el aprovechamiento de los azúcares por parte de nuestro organismo.

El científico británico fue el primero en determinar la secuencia de aminoácidos o "piezas" que componían la insulina en 1955. Su trabajo fue tan importante, que sería reconocido con el Premio Nobel en el área de Química solo tres años más tarde, en 1958.

El científico que recibió dos veces el Nobel

Hay pocos investigadores que hayan recibido el Premio Nobel por partida doble. En la lista que encabezan Marie Curie, Linus Pauling y John Bardeen, también tenemos que destacar a Fred Sanger, puesto que al reconocimiento de 1958 que acabamos de mencionar, también debemos añadir el Premio Nobel de 1980, compartido con Walter Gilbert.

Su cambio científico de las proteínas a los ácidos nucleicos, motivo por el cual recibiría el segundo Premio Nobel, puede explicarse con una gran cita célebre que resume a la perfección el carácter y la personalidad de este gran investigador:

It is like a voyage of discovery into unknown lands, seeking not for new territory but for new knowledge. It should appeal to those with a good sense of adventure.

Su fundamental contribución a la lectura del ADN

¿Y por qué recibió el segundo Premio Nobel? Como acabamos de mencionar, a pesar de que su carrera se inicio en el estudio de la insulina, lo cierto es que no podíamos terminar este artículo sin citar su contribución a la secuenciación del genoma humano.

Fred Sanger
CIAT (Flickr)

Y es que Fred Sanger fue pionero en el mundo de la bioquímica y la genética, puesto que gracias a él hoy somos capaces de leer el ADN con suma facilidad y a un precio extremadamente bajo. En 1975, puso en marcha el método Sanger, una técnica que imitaba el proceso natural de replicación del ADN. Mucho antes de que se publicara el primer borrador del genoma humano en 2001, Fred Sanger publicaba en la revista Nature el genoma del bacteriófago Phi-X174 (1977).

Su histórica contribución, realizada a finales de la década de los setenta, marcaría un antes y un después en el devenir de la medicina personalizada. Todo el trabajo que se realiza actualmente sobre la lectura del ADN y el estudio genético de las enfermedades no hubiera sido posible sin la labor de Fred Sanger.