A estas alturas creo que todo el mundo empieza a tomarse a Xiaomi muy en serio. Muchos usuarios esperan impacientemente a que el fabricante chino desembarque en su país para poder comprar sus dispositivos, famosos por su ajustada relación entre calidad y precio. Con el lanzamiento en su página web del Mi3, su smartphone estrella, consiguieron vender 100.000 unidades en 86 segundos, una cifra que da una dimensión real de la expectativa que genera esta marca.

La compañía acaba de anunciar en su perfil de la conocida red social china Sina Weibo que vendieron 100.000 unidades del Mi3 en 86 segundos. La versión de 16GB se vende por unos unos 327 dólares al cambio, mientras que el modelo de 64 GB cuesta unos 410 dólares. Al mismo tiempo, han anunciado que en menos de 2 minutos han vendido 3.000 televisores, los cuales tienen un valor de 490 dólares.

Para, los que a estas alturas, no conozcáis el Xiaomi Mi3, nos encontramos ante el relevo natural del Mi2S. La apuesta de la compañía china con este terminal es vender un producto con un hardware atractivo y de calidad a un precio muy inferior a los que presenta la competencia. Este smartphone con Android presenta las siguientes características:

Pantalla de 5 pulgadas FullHD 441ppi
Procesador, dos versiones: NVIDIA Tegra 4 de cuatro núcleos a 1,8 GHz y Qualcomm Snapdragon 800 de cuatro núcleos a 2,3 GHz
– 2 GB de memoria RAM
Batería de 3150 mAh
Cámara trasera Sony Exmore RCMOS de 13 megapíxeles f/2.2 con doble flash LED
Cámara delantera de 2 megapíxeles
MIUI ROM

Como vemos, la marca despierta un gran interés por parte de los consumidores. Es normal la relación calidad – precio que presentan sus productos. No sería de extrañar que en el resto de países se repitiese ese ritmo trepidante de ventas durante su lanzamiento.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.