Imagina por un momento que vives en Japón. Imagina que, mientras conduces por la autopista, un coche conducido por una persona que va leyendo el periódico te adelanta. ¿Cuál sería tu cara?. Quizá es un poco pronto para que esto sea una acción habitual pero hay un fabricante que está dando saltos de gigante en materia de conducción pilotada, una marca japonesa que ha decidido tirar de presupuesto y conseguir otorgar a un Nissan Leaf autónomo una licencia de conducción para Japón.

Nissan Leaf autónomo

Hace unas semanas te adelantábamos los planes de futuro que Nissan había encargado al Leaf, y entre ellos está la llegada de un modelo totalmente autónomo en 2020. Con este lanzamiento no hacen más que confirmar que Carlos Ghosn, CEO de Nissan, no habla por hablar:

En 2007 me prometí que en 2010 Nissan estaría capacitada para comercializar en masa un vehículo con cero emisiones. Hoy en día, el Nissan Leaf es el vehículo eléctrico más vendido en la historia. Ahora estoy convencido para afirmar que en 2020 llegará una tecnología revolucionaria: el Autonomous Drive.

Nissan Leaf autónomo

Hablar de un Nissan Leaf autónomo que puede circular por las carreteras de Japón es algo disparatado todavía porque este modelo tiene funciones avanzadas de conducción autónoma pero necesita de un conductor que lo supervise, pero sobre todo, que lo conduzca. El Nissan Leaf que se va a probar será capaz de desarrollar múltiples funciones, entre ellas:

  • Mantenimiento de carril
  • Salidas automáticas
  • Cambios automáticos de carril
  • Adelantamiento automático de vehículos lentos o detenidos
  • Deceleración automática en autopista en situaciones de atasco
  • Detención automática en los semáforos en rojo

Nissan Leaf autónomo

Las funciones son algo limitadas pero suponen el primer paso para que la conducción autónoma real llegue al cliente. Nadie podría decir que no es un Nissan Leaf convencional porque no hay ni un sólo elemento (aparte de las pegatinas) que nos hagan pensar que estamos ante un coche como el empleado por Google o Lexus, que más que vehículos son robots.

El Nissan Leaf autónomo no es un coche pensado para salir en los medios de comunicación y quedarse como mero coche para tomar fotografías. Todo lo contrario. Estamos ante un modelo que debe sentar las bases de lo que será para Nissan la conducción autónoma pero sobre todo, para concienciar poco a poco a los conductores que el futuro no es tan malo como aparece en las películas.

Para poder caminar hace falta gatear y esa es la tarea del primer Nissan Leaf autónomo. Es cierto que no es 100% autónomo pero va a servir para demostrar que algunas funciones las puede realizar un ordenador supervisado por un ser humano. No es perfecto pero es un pequeño paso.

Y es que con el Nissan Leaf autónomo de primera generación la marca japonesa ha dado un pequeño pero contundente golpe sobre la mesa comenzando a trabajar sobre el terreno con una tecnología que todavía da un poco de miedo. Como ves, no estamos ante la conducción 100% autónoma, pero es una excelente noticia que estas 6 tareas las pueda realizar un vehículo, de momento, con total seguridad, aunque vigilaremos muy de cerca cualquier noticia relacionada para realizar un análisis de su vialidad. Hay que recordar que el sistema se ha diseñado para permitir que el conductor no deba asumir manualmente el control del coche en todo momento y no para que el coche conduzca por ti.