Bajo el marco del IFA 2013 celebrado en Berlín, Ford acaba de presentar un paquete de mejoras para su sistema Ford SYNC con un objetivo muy claro: dejar a la competencia a la altura del betún. Más aplicaciones, nuevos servicios y novedosas asociaciones empresariales para renovar al que deberá ser el corazón tecnológico de todos los modelos de la marca del óvalo azul durante los próximos años.

Ford SYNC: algo más que una pantalla

La lista de novedades del Ford SYNC es abrumadora y me atrevo a decir que no hay muchos dispositivos pensados para instalarse de serie en un coche que puedan tener tantas aplicaciones, o al menos, tan diversas:

  • Navegador TomTom con mapas offline e información de tráfico global instantánea.
  • Audioteka para escuchar audiolibros. El usuario podrá marcar páginas, avanzar o retroceder sin problemas desde el salpicadero.
  • DIE WELT permitirá al conductor escuchar el contenido del diario nacional alemán todos los días del año. Los editores de la publicación seleccionarán aquellas noticias más relevantes para que el usuario pueda escucharlas.
  • ADAC ofrecerá la posibilidad de localizar aparcamiento libre en tiempo real. ADAC es el club automovilístico más grande de Europa con más de 18,7 millones de asociados.
  • Cityseeker by Wcities se encargará de proporcionar guías urbanas.
  • Con Hotels.com podremos reservar habitaciones de hotel directamente desde el coche.
  • Eventseeker by Wcities se integra en Ford SYNC para disponer al minuto de información y realizar búsquedas por eventos, ubicación o categoría.

En este vídeo se puede observar a la perfección lo que puede suponer Ford SYNC en el día a día de los conductores de todo el mundo:

Mención aparte se merece una más que interesante asociación con Deutsche Telekom Innovation Laboratories bajo la cual se harán compatibles con Ford SYNC las aplicaciones que ya existen y se garantiza la funcionalidad de las futuras creaciones. Este centro se creó para desarrolladores y socios comerciales con el fin de ofrecer las herramientas necesarias para realizar aplicaciones para la compañía.

Para comenzar habrá dos aplicaciones adaptadas para funcionar bajo Ford SYNC:

  • Autoread, que es capaz de difundir podcast y reproducir mensajes de texto, emails y noticias a la carta.
  • AskWiki, una aplicación que puede responder a preguntas gracias al uso de la tecnología Google Speech Recognizer y a la base de datos de la enciclopedia online de la Wikipedia.

Nuestro compañero Iñigo Merino se ha desplazado hasta el IFA en Berlín para comprobar en primera persona todas y cada una de las novedades que se presenten, y la primera impresión sobre el sistema Ford SYNC es que tiene que mejorar el reconocimiento de voz así como la naturalidad en sus explicaciones.

Por el momento, AppLink hará de intermediario entre las aplicaciones que tenemos instaladas en nuestro smartphone y SYNC. Es decir, las aplicaciones no se instalarían en el coche, sino que se usarían directamente desde el móvil, un movimiento que puede tener su razón de ser en facilitar actualizaciones. Eso sí, habrá que poner a cargar cada vez que subamos al coche nuestro terminal porque el consumo de la batería puede ser muy elevado.

Como extra, durante la presentación de Ford SYNC los responsables dejaron caer que en el futuro, el sistema podría llegar a controlar el aire acondicionado, la radio u otras funciones del coche.

En las demos que nos han realizado, los responsables han empleado un iPhone y un Samsung. Ford SYNC se encarga de detectar las aplicaciones compatibles con Applink para ejercer el control sobre ellas. Como decía anteriormente, en este primera y corta toma de contacto, lo que llamó la atención de los ahí presentes fue que el sistema es muy poco intuitivo. Las órdenes de voz no son naturales y se aleja del formato conversación que podemos ver en Siri. Las órdenes tienen que ser directas y prácticamente hay que leer el menú de la pantalla.

Por el momento Ford SYNC está en pañales y tiene mucho camino por recorrer, pero esta aproximación es mucho mejor que la que presentaron hace un par de años en Detroit. Y es que recorrer esta andadura de la mano de Microsoft ayuda mucho. El objetivo: la seguridad ante todo.

El futuro de los sistemas multimedia dentro de los coches va tomando forma y si bien cada fabricante está apostando por tecnologías bien distintas, parece que en unos años la pantalla de los vehículos serán una extensión de nuestro smartphone.