Un periodista en Nueva Zelanda se dio a la tarea de analizar las declaraciones publicadas por la versión neozelandesa de la NSA para encontrar que se utilizó la red de vigilancia internacional para ubicar al fundador de Megaupload, Kim Dotcom. Este hecho prueba que la NSA puede utilizarse en contra de individuos que no tienen nada que ver con los supuestos objetivos de ayuda militar, contraespionaje o lucha contra el terrorismo que tiene esta organización.

Kim Dotcom, alemán de nacimiento, fue acusado por infringir las leyes de derecho de autor en Estados Unidos. Actualmente está luchando contra la extradición de su país natal hacia Estados Unidos. También tiene una demanda civil en contra de la GCSB (la NSA neozelandesa) por lo que su gobierno ya ha admitido fue vigilancia ilegal.

Dentro del documento con las declaraciones juradas de la NSA, en la página 21, hay una clasificación llamada "Relevant to New Zealand – Five Eyes" (Relevante para Nueva Zelanda – Cinco Ojos). Este apartado hace referencia al vasto programa de intercambio de inteligencia y de datos entre los Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda. Dentro del documento se sugiere que este programa fue utilizado en el caso de Kim Dotcom.

El fundador de Megaupload asegura que la GCSB no opera su propia red de espionaje, sino que depende directamente de la NSA para obtener información. También declara que fue así la manera en la que el gobierno de Nueva Zelanda comenzó una investigación en su contra; primero obtuvieron toda la información de la NSA y partiendo de ahí, la GCSB comenzó su propia operación de vigilancia.

Hasta el momento, ni la GCSB, ni alguien en la embajada de Nueva Zelanda en Estados Unidos ha hecho una declaración al respecto. Sin embargo, el primer ministro de Nueva Zelanda hizo algunas declaraciones diciendo que no sabe cómo es que Estados Unidos reúne toda su información y/o las técnicas que usa. También aseguró que el gobierno de Nueva Zelanda sí intercambia información con algunos países pero nunca para evadir la ley de su propio país.

Por el momento la demanda de Kim Dotcom en contra de su gobierno por espionaje ilegal sigue en pie. Sin embargo, el objetivo no es descubrir si Nueva Zelanda trabajó con la NSA para ubicar a Kim Dotcom, sino que buscan obtener toda la información desde su propio gobierno y bajo su propia ley.

👇 Más en Hipertextual