La versión de Bioshock Infinite para Mac estará disponible a partir del próximo 29 de agosto, según ha informado Aspyr, la compañía encargada de realizar el port. Aunque la noticia es buena, el retraso ha sido considerable, pues el título se puso a la venta para el resto de plataformas a finales de marzo. De hecho, ya ha llegado el primer DLC del juego y se ha anunciado el segundo, aunque Aspyr espera que al menos el primero esté disponible prácticamente al mismo tiempo en todas las plataformas.

Hay que reconocer que para los estándares a los que estamos acostumbrados, un retraso de cinco meses no supone una exageración. Sin embargo, casi medio año no deja de ser mucho tiempo y es muy probable que varios clientes potenciales no hayan esperado y hayan jugado en otra plataforma.

El juego llega con casi medio año de retrasoEn cualquier caso, Bioshock Infinite para Mac se podrá adquirir desde Mac App Store y desde Steam. En ambos casos el contenido será el mismo, aunque Steam tiene la ventaja de que si ya fue adquirido para PC no habrá que volver a pagar por el juego, uno de los mejores del año. Su precio, por cierto, será 44,99 euros o 59,99 dólares.

También se podrá comprar a través de la tienda de GameAgent, donde ya se puede reservar. Esta reserva ofrece contenido adicional; en concreto, el DLC Columbia's Finest. Este contenido descargable también se podrá adquirir por separado por 3,50 euros, aunque no incluye nuevos modos de juego o capítulos de la historia, sino únicamente armas, dinero, equipo y alguna otra ventaja.

La buena noticia es que el primer DLC serio, Clash in the Clouds, llegará a Steam y Mac App Store junto a Bioshock Infinite para Mac. O, al menos, de forma casi simultánea. Por el momento es toda la información disponible, pero parece que no habrá que esperar otros cinco meses para descargar este nuevo modo de juego. Y hasta aquí las buenas noticias, porque desde Aspyr ya advierten que el segundo DLC, Burial at the Sea, sí podría retrasarse. En cualquier caso, aseguran que trabajarán para que la diferencia entre lanzamientos sea lo más pequeña posible.