Tal y como comentábamos hace unas horas, hoy era el día señalado para que el jurado presente en el Consejo de Guerra del Soldado Bradley Manning revelase su veredicto. Manning ha sido acusado de un veintena de cargos entre los que se encuentra el de "ayudar al enemigo", un eufemismo de traición por el cual la pena es de reclusión perpetua. Hace apenas 13 minutos que arrancó la sesión y según el jurado, Bradley Manning no es culpable de ayudar al enemigo aunque sí que ha sido encontrado culpable de otros cinco cargos que sí que violan el Acta de Espionaje de Estados Unidos.

El jurado, formado por militares, ha dictaminado que Bradley Manning no es culpable de ayudar al enemigo, el cargo más grave de los que enfrentaba Manning tras entregar a WikiLeaks los documentos clasificados sobre la operaciones de Estados Unidos en Irak y Afganistán. El argumento de la defensa de Manning de que su intención no era perjudicar a Estados Unidos ni a sus efectivos militares parece haber funcionado bien aunque, eso sí, la fuente de WikiLeaks se enfrentaba a una veintena de cargos y no de todos ha resultado "no culpable".

Concretamente, Bradley Manning ha sido encontrado culpable de 5 cargos de espionaje y otros 5 cargos de robo y apropiación indebida así como fraude informático y otras faltas recogidas dentro del código de justicia militar de Estados Unidos. Por cada cargo de espionaje Manning se puede enfrentar a una pena entre 2 y 10 años y por los de sustracción de documentos clasificados también se enfrenta a penas que llegan a los 10 años, por tanto, como bien se comentaba antes de la sesión, sin ser considerado culpable de ayudar al enemigo aún hay riesgo de una condena que puede rondar los 136 años de reclusión.

Tras conocerse el veredicto del jurado, mañana se convocará una sesión para que la juez militar, la Coronel Denise Lind, dicte la sentencia correspondiente a los cargos en los que Manning ha sido hallado culpable. A las 9:30 de la mañana, hora de la Costa Este de Estados Unidos, se ha convocado la lectura de la sentencia.

Teniendo en cuenta que para Estados Unidos y el Ejército, el Soldado de Primera Clase Bradley Manning es un "elemento incómodo", no me cabe la menor duda que la sentencia que se le impondrá buscará ser ejemplar y sobre todo disuasoria para evitar más casos como éste o como el de Edward Snowden. Hay que tener en cuenta que si bien el jurado no ha encontrado culpable a Manning de ayudar directamente al enemigo, sí que le ha encontrado culpable de espionaje y sustracción de documentos secretos, por tanto, no sería descabellado esperar que en algunos de los cargos se apliquen las penas máximas tipificadas en el Código de Justicia Militar de Estados Unidos.

Tras pasar 1159 días en prisión preventiva y arresto, Bradley Manning podría pasar el resto de sus días en la cárcel a pesar de no haber sido hallado culpable de un cargo que lleve asociada la reclusión perpetua y, en base a la historia militar de Estados Unidos, podría enfrentarse a la condena más alta impuesta por un Tribunal Militar en los últimos 130 años.

Además de los años de reclusión, la sentencia de mañana podría fijar sus "condiciones de vida" y, por ejemplo, señalar el tipo de prisión en el que se le recluirá (máxima seguridad) o el régimen en el que estará. Si tomamos como referencia el caso del espía Robert Hanssen (un agente del FBI que vendió a la Unión Soviética y luego a Rusia información clasificada), éste está recluido en una prisión federal de máxima seguridad, pasa 23 horas al día en régimen de aislamiento, no tiene opción a la libertad condicional (tiene una condena de reclusión perpetua) y está sometido a una restricción judicial que le impide realizar comentarios públicos sobre su condena o los hechos por los que fue condenado.