Cuando parecía que se habían calmado los rumores de un posible reloj inteligente de Apple, Sony ha decidido recordar que fue pionera en este mercado y ha presentado SmartWatch 2, la evolución de su primer dispositivo de estas características. Al igual que los teléfonos y tabletas de la gama Xperia Z (y, por otro lado, al igual que la mayoría de los relojes), es resistente al polvo y al agua. Se pondrá a la venta en septiembre.

La compañía asegura que SmartWatch 2 es una "segunda pantalla" para los teléfonos Android, pues mejora la experiencia al mismo tiempo que ofrece nuevas funciones. Así, además de un reloj es un centro de notificaciones, una interfaz Android y un mando a distancia para el smartphone.

Esto hace que sea posible, por ejemplo, recibir llamadas con un toque en la muñeca o realizar fotografías de forma remota con una aplicación específica. Presentation Pal, por su parte, permite controlar presentaciones, algo que también se podrá hacer con las aplicaciones musicales.

El mercado de los relojes inteligentes nació hace años (Sony lanzó su primer producto en 2007), pero nunca consiguió terminar de convencer a los usuarios. Sin embargo, la triunfal llegada de Pebble a Kickstarter y los rumores sobre un terminal desarrolado por Apple hicieron que se renovase el interés por estos dispositivos.

En este sentido, hay que reconocer que Sony parte con cierta ventaja y que el lanzamiento de SmartWatch 2 parece haberse producido en un buen momento; antes de que se sature el mercado. Sin embargo, las 200 aplicaciones que la compañía asegura que hay disponibles podrían no ser suficientes y todavía está por ver si los desarrolladores están interesados en entrar en esta plataforma.

De todos modos, probablemente lo más importante sea el precio. Sony ofrece un diseño cuidado y una pantalla a color, pero si a todo esto une un precio lo suficientemente económico, podría terminar de convencer a los usuarios indecisos.

SmartWatch 2, la tercera generación del reloj inteligente de Sony, tiene una pantalla de 1,6 pulgadas y una resolución de 220x176. Es decir, en ambos casos está por encima de su predecesor, que era de menor tamaño (1,3 pulgadas) y resolución (128x128). El panel ya no es OLED, sino LCD transreflectivo (lo que debería mejorar la visibilidad en exteriores) y la duración de batería será d eunos tres o cuatro días.