Nokia acaba de presentar el Nokia Lumia 925. El teléfono se suma a la gama Lumia tan popular de la marca. De esta forma, la compañía finlandesa tratará de levantar sus ventas. Hasta ahora, ha ido creciendo de una forma muy lenta y necesita despegar de una vez. Asimismo, hay que destacar que hace apenas unos días presento sus apuestas para los mercados que demandan unos terminales con unas características más bajas a un precio mucho más accesible, donde todavía siguen siendo líderes

El Nokia Lumia 925, el nuevo terminal con Windows Phone de la marca, presenta una pantalla de 4.5 pulgadas OLED con una resolución de 1280x768 píxeles, así como una cámara de 8,7 megapíxeles con tecnología PureView, muy mejorada con respecto al modelo anterior. En cuanto al diseño, han demostrado la gran importancia que tiene la estética para la compañía, enseñando una vez más que a los usuarios les entran los productos por los ojos. Estará disponible en negro, blanco y gris metalizado.

En realidad, el Lumia 925 se presenta como una renovación del Lumia 920. Asimismo, Nokia ha conseguido desarrollar un teléfono con un cuerpo de aluminio más ligero y consiguiendo también que el dispositivo sea más delgado. Sus dimensiones son 127.5 x 70.5 x 8.5 mm y pesa un total de 139 gramos. Se trata de un avance sustancial si tenemos en cuenta que han conseguido reducir su peso 46 gramos. Por otro lado, el dispositivo también incorpora la posibilidad de cargarlo de forma inalámbrica como ya nos tenían acostumbrados en el 920 o el 820.

En cuanto al interior, el Nokia Lumia 925 cuenta con un procesador de 1.5 GHz junto con 1 GB de RAM. Sin embargo, han decidido reducir la capacidad de almacenamiento del teléfono dejándola en 16 GB frente a los 32 GB que poseía el modelo anterior. ¿Por qué? En una etapa en la que la mayoría de fabricantes están apostando por los contenidos es la nube, no sería raro que Nokia siguiese la misma estrategia.

En definitiva, el nuevo Nokia Lumia 925 se presenta con un terminal con muchas posibilidades de éxito si tenemos en cuenta que costará 479 euros, un precio realmente ajustado para todas las características que ofrece Además, si nos damos una vuelta por el precio de los terminales de gama alta de otras marcas en el mercado nos percataremos de que este modelo es de los más baratos. Finalmente, empezará a venderse en Reino Unido, Alemania, Italia, España y China en junio.