Hace apenas unos días, un grupo estadounidense a favor de las armas, denominado Defense Distributed, comunicó que había logrado fabricar la primera pistola mediante la técnica de impresión 3D. La Liberator, así la han bautizado, es un arma de fuego construida a partir de componentes de plástico. Asimismo, hay que destacar lo fácil y barato que resultaría crearlas. De la misma forma, el grupo ha colgado en Mega unos documentos con el diseño de impresión para que cada uno pueda imprimir la Liberator. Ante tal polémica, el Gobierno de Estados Unidos ordenó que se eliminaran completamente estos archivos. No obstante, en tan solo dos días se registraron más de 100.000 descargas.

El tema de las armas es muy delicado y complejo. El acceso a ellas está muy controlado y además de tener que registrarlas es necesario poseer una licencia. La Liberator, lejos de tratarse de un juego de niños, cuenta con un total de 15 piezas con un acabado de acetona vaporizada con el fin de reducir la fricción. Del mismo modo, un mismo ejemplar sería capaz de disparar varias balas, aunque hay que tener en mente que la duración será bastante escasa debido a la fragilidad de los materiales. Por otra parte, esta pistola fabricada en una impresora 3D se podría distribuir con una mayor facilidad y además supondría unos riesgos de seguridad enormes. Por ejemplo, al estar hecha de plástico, no se detectaría en los aeropuertos. De hecho, el propio Kim Dotcom dijo:

"Creo que es una grave amenaza para la seguridad de la comunidad. Es aterrador que la gente pueda imprimir armas en 3D que ni siquiera puedan ser detectadas por los detectores de metal. Esto debería preocupar a todo el mundo”

Kim Dotcom tiene razón, pero en parte. Los objetos no son peligrosos en sí mismos. Todo depende de cómo y para qué se utilicen. The Pirate Bay se ha sumado a esa filosofía ya que ha comunicado que en 10 años no ha borrado ningún archivo y que esta vez no será diferente. A decir verdad, la controversia está servida.

En definitiva, Kim Dotcom y el Gobierno de Estados Unidos están de acuerdo en algo por una vez. Sus puntos de vista sobre la Liberator coinciden. Los riesgos, en cuanto a seguridad, rozan unos límites muy altos y es mejor no ofrecer acceso a ese tipo de información. No obstante, si los planos para imprimir la Liberator ya han sido descargados más de 100.000 veces será muy difícil hacerlos desaparecer. De la misma forma, hay que tener en cuenta la postura de The Pirate Bay. Según ellos, el acceso a la información es libre y cada uno la puede utilizar como quiera, para bien o para mal.

👇 Más en Hipertextual