Vela Solar IKAROS(Wikimedia Commons)

Las **velas solares** son un sistema que está poco a poco tomando mayor popularidad en la comunidad científica del transporte espacial. Al presentar una opción natural para el desplazamiento de una sonda o satélite, que ofrece el **ahorro del gasto en combustibles**, se ha convertido en uno de los principales campos de investigación de la NASA, y por ello ya existen algunas naves espaciales que cuentan con este sistema. Sin embargo, muchos se preguntan, ¿cómo funcionan las velas solares?

Hace algunos días tratábamos aquí, en **ALT1040**, un tema relacionado con el problema de la **basura espacial**, el cual podría ser solucionado mediante el uso de un [rayo láser](http://alt1040.com/2013/04/rayo-laser-basura-espacial). Aunque la solución no era la definitiva, si consiste en dar más seguridad a los satélites y la Estación Espacial Internacional que _transitan_ por la órbita de nuestro planeta. Si bien se piensa que los láser sirven solamente para calentar objetos a corta distancia, al aplicarse una cantidad de energía suficiente y gracias a la falta de gravedad en el espacio, se pueden mover objetos como la basura espacial, gracias a que representa un **flujo de luz** y sus partículas en lugar de calentar el objeto, lo mueve. Lentamente, pero lo mueve, según las pruebas realizadas por los científicos.

Este, es **el mismo caso que presenta el sistema de velas solares**. A diferencia de lo que muchos podrían creer, que las sondas con velas solares se mueven bajo el efecto del llamado "_**viento solar**_" (que sí es el responsable de las auroras), no es así. Las velas solares son impulsadas gracias a presión que ejerce sobre ellas la **radiación solar**, o en otras palabras, la luz del Sol.

Es un concepto un poco confuso dado que se entiende que **la luz no tiene masa**, y por ende no debería poder "empujar" nada. Aún así, la luz solar si posee algo que la mecánica llama "cantidad de movimiento", y cuando las velas solares reciben las partículas o fotones de la luz, esta cantidad de movimiento se traspasa a la nave espacial, y por ello se mueve. Así de sencillo.

Por supuesto, esto requiere que dichas velas estén fabricadas de materiales específicos. En el caso de la nave **Cosmo 1** de la NASA o la sonda IKAROS de Japón, la primera lanzada en el año 2005 y la segunda en el año 2010, sus velas están fabricadas de un material especial llamado [_Kapton_](http://en.wikipedia.org/wiki/Solar_sail) que permite atrapar los fotones, incluso cuando tiene un **grosor de apenas 5 micras** (0.005 milímetros).

Para el año 2014 se espera que se lance la vela solar más grande del mundo, con el nombre de _**Sunjammer**_, en honor al autor [Arthur C. Clarke](http://es.wikipedia.org/wiki/Arthur_C._Clarke), quien fue el primero en tratar el concepto de este sistema en sus libros de ciencia ficción hace casi 50 años.