El pasado mes de octubre, Google presentó oficialmente el smartphone Nexus 4 y la tableta Nexus 10 aunque, eso sí, lo tuvo que hacer a través de su web porque los estragos del huracán Sandy en Nueva York habían forzado la suspensión del evento. La tableta Nexus 10, que había sido desarrollada por Samsung, nos ofrecía un dispositivo multiusuario con una gran resolución de pantalla y una GPU muy potente; recuerdo bien estas especificaciones porque hubo alguna que otra queja por no haber hecho excesivo énfasis en las mismas y, como suele ocurrir, llegaron las comparaciones con el iPad de Apple. La Nexus 10 ampliaba la oferta de la Nexus 7, una tableta de la que se han vendido alrededor de 6,8 millones de unidades; sin embargo, pese a la potencia del dispositivo y sus prestaciones, se estiman unas ventas de solamente 680.000 tabletas Nexus 10 en estos 7 meses (y eso que en la campaña navideña se suelen vender bien este tipo de gadgets).

¿Y qué quiere decir esto? ¿Es la Nexus 10 un mal dispositivo? No creo que la tableta Nexus 10 sea un mal dispositivo desde el punto de vista del hardware o sus prestaciones pero, por los datos publicados, está claro que no es un dispositivo que haya tenido acogida en el mercado (sobre todo si lo comparamos con la Nexus 7 o con tabletas de otros fabricantes). Particularmente, el dato me parece especialmente relevante, sobre todo si nos remontamos atrás en el tiempo y revisamos algunos comentarios de "usuarios de Android enfurecidos" que comparaban la resolución de la Nexus 10 con el iPad de Apple o criticaban que a la Nexus 10 se le daba menos cobertura; sin embargo, si esta tableta es tan buena y tanta expectación levantó entre los defensores más fervientes de Android ¿por qué no la compran?

De hecho, si nos fijamos en la Surface de Microsoft, que tampoco goza de especial aceptación en el mercado, las ventas de esta tableta rondan los 1,5 millones de unidades vendidas y eso que el dato se supone que está muy por debajo de las expectativas que tenía Microsoft con este producto. Dicho de otra forma, un buen dispositivo con unas muy buenas prestaciones se vende menos que la criticada Surface de Microsoft (como bien comentaban en BGR).

¿Por qué las ventas de la Nexus 10 son tan bajas? ¿No hay mercado para un dispositivo así? Partiendo del hecho que utilizo smartphones Android (además de una BlackBerry), creo que el principal problema de Android es Android. El mercado está saturado de tabletas con esta plataforma y podemos encontrar tabletas de todo tipo de prestaciones y precios, de hecho, aunque no lo parezca las tabletas de Amazon también llevan Android en su interior.

Eric Schmidt lo comentaba el otro día en un evento, la penetración de Android se debe a los terminales baratos y, con una filosofía así, se está primando la "venta fácil" frente a la experiencia de uso y aunque las ventas acompañen a esta filosofía el ecosistema Android se ve perjudicado. A pesar que Google lance un buen dispositivo al mercado, éste se verá afectado por la misma política que ellos mismos fomentan. Existen muchísimas tabletas Android en el mercado que ofrece una experiencia de uso nefasta (tabletas de menos de 100 € incluso) y, aún así, se venden bien y cumplen con esa máxima de "extender Android a todos los usuarios" pero, al final, con tanto dispositivo barato en el mercado, el esfuerzo en desarrollar un buen producto como la Nexus 10 acaba totalmente malgastado.

Quizás la estrategia que encierra el Google X Phone pueda servir para hacer cambiar la espiral en la que Google ha metido a Android menospreciando la experiencia de uso y primando la penetración. Puede que intervenir por completo en el ciclo de desarrollo del producto (se hablaba de una gama de terminales) les ayude a cambiar esta filosofía "del producto barato" que inunda el mercado y, de esta forma, se puedan poner en valor productos como el Nexus 10 que deberían haber tenido un mayor impacto en el mercado.