Apple Economía y Empresas

¿Por qué Apple hace la mayor emisión de bonos de una empresa no financiera?

Por 30/04/13 - 21:52

Según Bloomberg y el Wall Street Journal, Apple estaría preparando una emisión de bonos con los que pretendería financiarse y recaudar entre 10.000 y 17.000 millones de dólares. ¿Por qué una empresa que tiene unas reservas de efectivo de 145.000 millones de dólares necesita pedir prestado dinero? ¿Cuál es el objetivo de esta emisión de deuda?

¿Por qué Apple hace la mayor emisión de bonos de una empresa no financiera?

En las últimas semanas se ha estado hablando mucho de Apple y la bajada del valor de sus acciones; un contexto que algunos analistas utilizaron para pronosticar unos resultados nada buenos para el segundo trimestre de 2013 pero que, sin embargo, no fueron tan malos y presentaron 43,6 mil millones de dólares en ingresos y 9,5 mil millones de dólares en beneficios. Si bien es cierto que los datos fueron más bajos que los del trimestre anterior (récord para la compañía y con la campaña navideña incluida), la compañía anunció que disponía de 145.000 millones de dólares en efectivo; un dato impresionante que choca con la noticia que sitúa a Apple preparando una emisión de bonos entre los 10.000 millones y los 17.000 millones de dólares.

10.000 millones de dólares o 17.000 millones de dólares es una cantidad enorme de dinero, unas cifras de vértigo que sorprenden si hablamos de una de las compañías que atesora un montante de efectivo enorme (se decía que tenía más dinero que la Reserva Federal de Estados Unidos). ¿Por qué Apple hace la mayor emisión de bonos de una empresa no financiera? ¿Cuál es el objetivo?

Si recordamos la presentación de resultados de la semana pasada, Apple comentó que iba a arrancar un programa de reparto de dividendos donde distribuiría alrededor de 100 mil millones de dólares hasta finales del año 2015, una medida interesante que intenta devolver la confianza de los inversores y "compensarles" en cierta medida por la pérdida de valor que han sufrido sus acciones en estos meses. Si bien es cierto que Apple tiene cash suficiente como para poder abonar estos dividendos (máxime cuando se va a prorratear en casi 2 años) y guardar dinero en sus reservas, la compañía plantea un plan bastante distinto: realizar una emisión de bonos para financiarse.

¿Una compañía con 145.000 millones de dólares en efectivo necesita financiación?

A simple vista, cualquiera podría pensar que no pero, realmente, la situación no es tan simple. Las grandes compañías buscan minimizar la presión fiscal y, en el caso de Apple, gran parte de este efectivo se encuentra fuera de Estados Unidos para pagar menos impuestos (algo que hace Google en Irlanda para no tributar sus operaciones en España, por ejemplo), de hecho, se estima que casi tres cuartas partes del capital de Apple está fuera de Estados Unidos.

Teniendo en cuenta que si Apple transfiriese estos fondos "dispersos por el mundo" a Estados Unidos, estos sufrirían un gravamen de alrededor del 35%; para la compañía es mucho más rentable emitir bonos para que les presten dinero y devolverlo con intereses que, en su suma, estarán por debajo del gravamen estatal. Con este plan financiero, Apple emitiría bonos de deuda con vencimiento en 2016 y 2018 a interés variable y bonos a interés fijo con vencimiento en 2016, 2018, 2023 y 2043 para recaudar esta inyección de capital con la que operar en Estados Unidos y, seguramente, aportar cash al reparto de dividendos.

¿Y pedir prestado dinero es mejor que gastar el tuyo propio? Esta es una pregunta curiosa que, por ejemplo, se plantea mucho al hablar de inversiones y préstamos pero que, en este caso, se puede responder muy bien. La rentabilidad que puede tener Apple con sus depósitos "fuera de los impuestos de Estados Unidos" sumada al ahorro de evitar el 35% de gravamen de Estados Unidos por llevarse de vuelta el dinero es mucho mayor a lo que le va a costar pedir prestado el dinero a los que compren la deuda, es decir, para Apple pedir dinero prestado es más barato que gastarse el suyo propio.

Si bien Apple, por ahora, no ha confirmado nada al respecto, parece que Goldman Sachs y Deutsche Bank serían las entidades financieras encargadas de colocar esta emisión de bonos de Apple en el mercado, una de las más grandes que se han realizado en el sector privado hasta la fecha fuera del ámbito del sector financiero y que, en cierta medida, se parece un poco a las emisiones de deuda de la que tanto hemos oído hablar últimamente acompañada de la expresión "prima de riesgo" (sobre todo cuando se habla de la deuda que emite España). Según los datos que publicaba el Wall Street Journal, la mayor emisión de bonos realizada por una empresa se situó en 16.500 millones de dólares y lo hizo Roche Holdings en el año 2009, así que si realmente se realiza esta operación nos encontraríamos ante otro récord batido por Apple.

¿Y cómo responderá el mercado? Esta es una buena pregunta pero si la emisión de bonos de Apple promete una rentabilidad interesante, no creo que Goldman Sachs y Deutsche Bank encuentren muchos problemas en los mercados para colocar esta emisión de bonos y, la verdad, muy mal le tendría que ir a Apple para que esto fuese una inversión de alto riesgo, cosa bastante improbable.

Comenta sobre este y otros temas en nuestra comunidad

Puedes entrar con tu cuenta de Facebook, Twitter, Google o LinkedIn

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si sigues navegando estás aceptando nuestra política de cookies