Hoy en día las **comunicaciones por satélite** nos parecen algo que entra dentro de lo cotidiano y no nos sorprende ver en directo una retransmisión de un evento que se está desarrollando en el otro extremo del mundo. Sin embargo, en los años 60, en plena carrera espacial, las comunicaciones por satélite eran algo extremadamente novedoso y un canal de comunicación experimental que comenzaba a ofrecer la posibilidad de emitir señales de audio y vídeo en directo entre zonas muy separadas geográficamente. El pasado 10 de julio se cumplieron 50 años del lanzamiento del primer satélite de comunicaciones comerciales de la historia, el [Tesltar 1](http://alt1040.com/2012/07/historia-de-la-tecnologia-telstar-1); un proyecto que abriría la puerta a la radiodifusión de señales de televisión vía satélite y dio pie a otros proyectos como el **Programa Relay** de la NASA que lanzaría al espacio, tal día como hoy pero **hace 50 años**, el satélite [**Relay 1**](http://es.wikipedia.org/wiki/Relay_1).

El 13 de diciembre de 1962, un [cohete Delta](http://es.wikipedia.org/wiki/Delta_(cohete)) lanzado desde las instalaciones de Cabo Cañaveral en Florida puso en órbita el satélite **Relay 1**, un proyecto experimental de la NASA que se realizó en paralelo al programa Telstar y que, al igual que éste, tenía como objetivo realizar experimentos con comunicaciones vía satélite además de captar datos con los sistemas de telemetría que alojaba el satélite.

El proyecto, en esta ocasión, estuvo dirigido por completo por la NASA (el Telstar era un consorcio público-privado orientado a comunicaciones comerciales) y el desarrollo del satélite corrió a cargo de la [Radio Corporation of America](http://en.wikipedia.org/wiki/RCA) (RCA). El Relay 1 era un satélite que pesaba alrededor de 78 kilogramos y era capaz de estabilizarse mediante giros (girando a una velocidad de 167 revoluciones por minuto) y, además de los equipos de comunicaciones, portaba un transmisor para el seguimiento desde tierra, otro para telemetría y equipamiento para fotografiar los cinturones de radiación terrestres.

Sin embargo, el objetivo principal de esta misión eran las comunicaciones vía satélite y, en este sentido, el satélite era capaz de actuar de repetidor activo de las señales recibidas, es decir, recibía la señal, las procesaba y volvía a reenviarlas a la Tierra (regenerando la señal). Si el Tesltar 1 tenía como objetivo enlazar Estados Unidos con Europa, el Relay 1 se convirtió en el satélite del Pacífico y **fue capaz de unir Estados Unidos con Japón** (aunque también se utilizó para realizar retransmisiones a Europa).

El período orbital del Relay 1 era 185,09 minutos y, durante la órbita 2677 (que tuvo lugar el 22 de noviembre de 1963), estaba prevista la emisión de un saludo del Presidente Kennedy al pueblo japonés pero justo ese día fue el magnicidio del Presidente y en vez de emitir el discurso que se había grabado, la primera transmisión de televisión vía satélite entre Estados Unidos y Japón fue para comunicar la noticia de la muerte de JFK.

En la siguiente órbita, en la 2678, se retransmitió a Japón un programa emitido en directo en Estados Unidos que giró alrededor de la vida del Presidente Kennedy y que se convertiría en la primera retransmisión en directo entre Estados Unidos y Japón, una actividad que volvería a repetirse cuando la NBC utilizó el satélite días más tarde para emitir el cortejo fúnebre y el funeral del Presidente. La muerte el Presidente Kennedy, desgraciadamente, serviría para demostrar la viabilidad de las comunicaciones por satélite para la retransmisión de eventos y programas en directo puesto que, durante los 3 días siguientes a su asesinato, el Relay 1 retransmitió 11 conexiones en directo, 8 para Europa y 3 para Japón.

En el verano de 1964, Tokyo fue la ciudad encargada de auspiciar los **Juegos Olímpicos** y los satélites de comunicaciones desplegados tomarían una parte importante en la retransmisión a todo el mundo de este evento deportivo. Por aquel entonces, la NASA había desplegado también los satélites del [programa Syncom](http://en.wikipedia.org/wiki/Syncom) y mediante el Syncom 3 se estableció el enlace entre Japón y Estados Unidos y, **gracias al Relay 1, se estableció el enlace entre Estados Unidos y Europa**, dando así una cobertura mundial a los Juegos Olímpicos y marcando un hito tecnológico al combinar 2 satélites para la retransmisión de una señal.

Si bien **el Relay 1 puede considerarse todo un éxito**, el satélite logró dar algún que otro dolor de cabeza a la NASA. Poco después de su lanzamiento, el satélite no respondía bien a los comandos enviados desde tierra además de sufrir una fuga en uno de los reguladores de alta potencia que lo tuvo fuera de servicio durante las dos primera semanas. Pasado este tiempo, el satélite volvió a funcionar y no necesitó reparaciones pero a principios de 1965, tras algo más de 2 años de servicio, los problemas volvieron provocando cortes en las transmisiones hasta que el 10 de febrero de dicho año el satélite se averió y, por tanto, finalizó su vida útil.

El Relay 1 no fue el único satélite desplegado dentro de este programa y el 21 de enero de 1964, la NASA lanzó el Relay 2, un satélite que estuvo en servicio hasta el año 1967 que también, por diversas averías, dejó de estar operativo.

Imágenes: [NASA](http://www.nasa.gov/centers/goddard/missions/relay.html) y [Wikipedia](http://es.wikipedia.org)