Las redes sociales y los servicios de geolocalización ya no tienen fronteras. Literalmente. El Mars Curiosity ha hecho check-in con Foursquare en Marte, concretamente en el cráter Gale.

Lo ha anunciado en su web la NASA, alertando de que no es una mera anécdota, sino que usará esta plataforma para compartir sus nuevas ubicaciones a lo largo de sus veintitrés meses de misión con cualquiera que le siga en Foursquare. Así, entre los check-in de nuestros amigos en lugares cercanos podemos entremezclar los lugares por los que pase el Curiosity, que acompañará con fotografías su actividad en el planeta roja a través de la popular aplicación.

Las nuevas tecnologías y las redes sociales basadas en los sistemas de seguidores, en lugar de amigos mutuos, han conseguido acercar a millones de personas a sus ídolos o a todo aquel que consideran de interés de un modo inimaginable sin éstas. Las aplicaciones prácticas no se han agotado aquí, y es que normalmente los límites a sus posibilidades los pone únicamente la imaginación humana. Nunca fue tan sencillo e instantáneo seguir el rastro de una misión espacial. La NASA ya lleva dos años en Foursquare, pero sorprende usando una aplicación tan corriente en el mundo, fuera de él (y donde naturalmente ya ha ganado su alcaldía). Vivir conectados al final es mucho más que la comunicación inmediata con nuestros amigos. Ya lo dice David Weaver, administrador asociado de comunicaciones de la NASA en Washington: Esto ayudará a involucrar al público con la misión.