Muchos recordaréis el robot que sale en las imágenes. Se trata de Cheetah, el primero de la serie que DARPA trató de enfocar hacia un diseño felino hace más de un año. Sus capacidades estaban claras, un robot que se convirtiera en el más veloz de cuantos existen en la actualidad. Si hace un año lograba la proeza de alcanzar los 30 km/h, desde esta semana ha establecido un nuevo récord alcanzando los 45,5 km/h y superando al mismísimo Usaint Bolt en 0,80 km/h.

La idea que tienen los militares con Cheetah es la de construir una tecnología ultra-rápida, una máquina capaz de evadirse a la máxima velocidad ante cualquier situación. Un robot que también puede ser utilizado para perseguir objetivos.

Cheetah

El vídeo que ha lanzado Boston Dynamics, la compañía detrás de su construcción, nos muestra la máquina en acción, una versión mejorada del primer prototipo corriendo en una cinta sin ningún tipo de ayuda de giro exterior.

Esos 15,5 kim/h extra conseguidos han sido posibles gracias al aumento de ritmo desde la fuente de alimentación de Cheetah. BD consiguió alterar los algoritmos encargados de controlar los movimientos de las "piernas" del robot.

Los propios diseñadores hablan de que al final de año podría llegar a alcanzar los 70 km/h. Momento propicio para experimentar con el robot fuera de la cinta, en el exterior y ante todo tipo de terrenos. Asusta pensar el momento en el que esta máquina esté lista para formar parte de los militares.