La periodista **Lydia Cacho**, conocida por sus trabajos de denuncia [contra las redes de pederastia](http://alt1040.com/2011/03/la-doble-moral-de-facebook-contra-la-pornografia-infantil) y explotación infantil en México, ha recibido [una amenaza de muerte](http://www.articulo19.org/portal/index.php?option=com_content&view=article&id=333:mexico-nueva-amenaza-contra-lydia-cacho-el-gobierno-mexicano-incumple-recomendaciones-de-la-cidh&catid=9:alertas&Itemid=47) este fin de semana. Cacho es reconocida a nivel internacional por su labor periodística; así como su rol de activista por los derechos humanos.

La amenaza fue recibida este sábado 27 de julio, cuando su aparato de radiocomunicación fue intervenido; la voz de un hombre le exigió que dejara de inmiscuirse en sus asuntos: **"no te metas con nosotros o te vamos a mandar a casa en pedacitos"**. No es la primera vez en 2012 que Lydia recibe amenazas: en junio [fue blanco de dos](http://alzatuvoz.org/recursos/url.php?accion=lydia), una por correo electrónico y otra por teléfono.

Para quienes no conozcan la labor de Lydia Cacho, la periodista saltó a la fama con la publicación del libro "Los demonios del Edén" (2005), texto en el que denuncia a [la mafia de políticos y empresarios mexicanos](http://alt1040.com/2007/12/los-demonios-de-la-impunidad-vivitos-en-mexico) que mantienen **una red de explotación infantil**. El libro le valió represalias por parte del gobernador de Puebla, Mario Marín, quien operó su detención como castigo. En 2006, una grabación mostró a Marín pactando con el empresario Kamel Nacif, quien le agradeció por teléfono el haber actuado contra la periodista.

A raíz de diferentes amenazas y actos de hostigamiento, en 2009 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos solicitó al gobierno otorgar medidas cautelares a Lydia Cacho. Ahora, el **Comité de Protección a Periodistas** reitera este exordio para que se [se garantice la protección](http://www.lajornadamichoacan.com.mx/2012/07/30/pide-cpj-a-mexico-garantizar-seguridad-de-la-periodista-lydia-cacho/) de la periodista. Así mismo, la organización Artículo 19 acompañará a Cacho para que realice la denuncia correspondiente ante la Procuraduría General de la República.

El caso de Lydia Cacho es otro ejemplo de la triste marca de México como **uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo**. Apenas hace unos días, las instalaciones del diario El Norte recibieron [su tercer ataque](http://www.articulo19.org/portal/index.php?option=com_content&view=article&id=331:mexico-nuevo-ataque-contra-instalaciones-de-el-norte-tres-atentados-y-ningun-detenido-en-19-dias&catid=9:alertas&Itemid=47) en los últimos 20 días, sin que se haya encontrado a un responsable. De acuerdo con Artículo 19, desde 2000 se contabilizan **72 periodistas asesinados**, 13 periodistas desaparecidos y 40 ataques a medios con armas de fuego o explosivos. Tan sólo en 2012, la cifra de homicidios a periodistas asciende a seis: Regina Martínez, Guillermo Luna, Gabriel Huge, Esteban Rodríguez, Marcos Ávila y Víctor Báez.