Si echamos un vistazo a los datos que maneja StatCounter podremos comprobar que, a finalizar el mes de mayo, Google Chrome superaba por muy poco a Internet Explorer (aunque ahora mismo se han vuelto a igualar otra vez), un dato que evidencia la pérdida de peso del navegador de Microsoft. Si bien Internet Explorer históricamente ha dominado el mercado, no ha gozado de mucha popularidad entre los desarrolladores porque algunas de sus versiones, precisamente, no es que hayan sido muy respetuosas con los estándares web y forzando a éstos a trabajar por un lado "para Internet Explorer" y también para el resto de navegadores. Los usuarios de versiones antiguas de Internet Explorer representan una fracción residual de usuarios de este navegador, sin embargo, para muchas empresas supone un gran gasto económico que que éstos usuarios naveguen por sus páginas. Con la idea de despertar conciencias, y compensar estás perdidas de paso, una tienda online ha decidido cobrar "una tasa especial" a los usuarios que compren desde Internet Explorer 7.

Esta medida tan particular es obra de Ruslan Kogan, un empresario que mantiene una tienda online de dispositivos de electrónica de consumo (kogan.com) que viendo que no rentaban los esfuerzos de sus desarrolladores por "adaptar" sus web a Internet Explorer 7 (es decir, hacer la web compatible) decidió repercutir el gasto con los causantes del mismo e imponerles una tasa en su compra para gravar ésta como "multa" por usar un navegador obsoleto (que les ha obligado a desarrollos adicionales tras realizar una profunda remodelación de su página web).

A nivel mundial Internet Explorer 7 supone un 1,4% de la cuota de mercado de navegadores, además con una tendencia a seguir decreciendo, sin embargo, en el ámbito del comercio electrónico siguen siendo clientes potenciales que obligan a que la información esté accesible y el proceso de compra funcione correctamente. ¿Y en qué consistirá la penalización? Según podemos ver en el blog de esta tienda online, la "sanción" será un 6,8% del valor de la compra (un valor nada despreciable) que procede de un cálculo muy simple: 0,1% por cada mes que Internet Explorer 7 lleva en el mercado.

No creo que esta tasa sirva para recuperar la inversión en desarrollo pero es una curiosa medida para instar a los usuarios a migrar a navegadores alternativos y, claro está, actualizados. Quizás alguien pueda pensar que la gente terminará comprando en otro lugar y, la verdad, no niego que sea algo que pueda ocurrir pero Internet es un "sitio muy vivo" que está en constante cambio y evolución donde grandes players como Facebook hace algunos meses que dejaron de soportar navegadores obsoletos como Internet Explorer 7 porque la relación beneficio/coste es extremadamente pequeña.