El 26 de abril de 2010, casi dos semanas después de tener en mis manos un iPad (de primera generación) escribí un largo artículo explicando por qué este dispositivo cambiaría el mundo. Esos momentos era complicado entender si se trataba de emoción inicial o del inicio de algo realmente diferente que creara una nueva industria que vaya más alla de una moda renovada por las tablets. Pero en estos dos años Apple revolucionó nuevamente la industria de la tecnología creando lo que hoy llamamos "el mundo post-PC". Dispositivos móviles con mucho poder de procesamiento/ejecución, que permiten crear, consumir y que ya no son un aparato con pantalla, teclado o ratón.

Desde su lanzamiento en 2010, Apple ha vendido más de 60 millones de iPads en sus tres generaciones. En los tres primeros días después del lanzamiento del iPad de tercera generación se vendieron 3 millones de estos dispositivos.

¿Qué hace tan especial al nuevo iPad? -- ¿Qué hace que valga la pena comprar o actualizar al nuevo iPad? -- Para contestar esas dos preguntas primero hay que entender el cambio de paradigma sobre la computación que significan los dispositivos post-PC:

Uno de los grandes objetivos de Apple tanto con el iPad como con el iPhone es que el aparato sea "lo de menos" y que todo lo que sucede dentro de la pantalla sea lo más importante. Eso significa que la cantidad de memoria, la velocidad de procesador y practicamente todo aspecto técnico tiene menos importancia que el software que lo hace funcionar:

  1. Un sistema operativo completamente orientado a hacer las cosas extremadamente sencillas, que esté 100% diseñado para ser tocado y que reaccione inmediatamente a cualquier movimiento sobre la pantalla táctil.
  2. Aplicaciones de muchísima calidad que te permitan crear y consumir en el dispositivo, cada vez más orientadas a tareas sumamente específicas. Desde actividades en internet como escribir y leer tweets hasta aplicaciones médicas que le hacen la vida más fácil pasando por educación y entretenimiento.

La industria tecnológica y un sector de los consumidores han tardado bastante en entender este cambio de paradigma. Sigue siendo habitual ver a fabricantes promocionar smartphones y tablets por sus características técnicas (¡tiene más RAM!, ¡la pantalla es más grande!, ¡incluye procesador XJP-392b con 700 nucleos + 1!), dejando el desarrollo de software a un tercero (Google), perdiendo parte del control de experiencia de usuario y haciéndose menos competitivos (sí, me refiero a Android) y olvidando lo más importante: ¿cómo te hará la vida más fácil?

Pero el mantra de Apple, desde la concepción de la primera Macintosh ha sido ese, la búsqueda de la simpleza para hacerle la vida más fácil a las personas que deciden usar sus productos y considero que el iPad es de los dispositivos fabricados por la compañía que mejor se apegan a estos principios.

Pantalla

Para poder lograrlo, la pantalla táctil debe funcionar perfectamente bien, nunca debes de hacer un movimiento y que no haya respuesta, o que esta sea "lenta". Pero también debes lograr que cada elemento en la pantalla se vea lo mejor posible y eso significa tener la mayor cantidad de pixeles por pulgada. Por eso es tan importante la inclusión de un Retina Display en el nuevo iPad, quizá más importante que en el iPhone 4/4S, porque es más grande.

Bueno, Apple logró meter 264 pixeles por pulgada. ¿Qué tanto sorprende? Mucho, hay tal densidad que la tipografía se ve mejor que impreso en una revista de con papel alta calidad. Los colores han sido saturados en un 40% en comparación con el iPad anterior, por lo que las imágenes se ven más vivas y los elementos de interfaz gráfica de usuario se ven más reales. El resultado logrado es que cuando tocas la pantalla sientes que realmente "tocas" los elementos con los que interactuas (valga la redundancia). Cuando lees texto es mucho más cómodo al ojo. Todo se ve un poco mejor, ya sea un videojuego, un libro electrónico o una página web. De hecho quedé sorprendido que una aplicación tan "simple" como Tweetbot donde predomina el texto se viera tan bonita.

Sí, es realmente una foto muy de cerca de la pantalla del nuevo iPad, no es papel

Es difícil describir la experiencia de uso de un iPad, por ser algo tan personal, pero es como si mi revista de diseño gráfico favorita adquiere vida y se actualiza en tiempo real.

Por otro lado Apple sigue esforzándose en empujar el procesador gráfico del iPad a mayores velocidades logrando que software intensivo como videojuegos funcione sorprendentemente fluído, sobre más considerando que varios de estos juegos ya soportan la resolución de la nueva pantalla . De hecho impresiona que haya tanto poder en un dispositivo tan delgado.

Conectividad

Fue sorprendente que Apple considere incluír LTE en el nuevo iPad, pero si quieres que tus consumidores puedan ver video en HD y jugar como si estuvieran conectados en casa, definitivamente hace falta esta nueva tecnología.

Primero la mala noticia: El nuevo iPad no se conecta al LTE que se está desplegando en algunas partes de Latinoamérica y España. ¿Por qué? Más que razones de disponibilidad, es por motivos técnicos.

En España las frecuencias destinadas para LTE son las de 800 y 2.600 MHz. La primera no se empleará al menos hasta 2015 y la segunda es la que Telefónica demostró en el Mobile World Congress de Barcelona o en algunas Campus Party como la de México.

El nuevo iPad soporta frecuencias de 700 y 2.100MHz por lo que, al menos que la regulación de nuestros países cambie y las operadoras opten por estas nuevas bandas, no será posible usar LTE.

La buena noticia: el nuevo iPad soporta algo llamado Dual Carrier HSDPA (o DC-HSDPA en corto) que supone velocidades máximas de 42 megas por segundo. Tanto Movistar como Vodafone lo ofrecen en España. En Latinoamérica tan solo Personal Paraguay ofrece un plan que soporta DC-HSDPA.

Al igual que el iPad 2, el nuevo iPad soporta conectarse a redes Wi-Fi 802.11n, que es la versión más rápida de este protocolo inalámbrico. Se que son números extraños (sí, el Wi-Fi Alliance debería esforzarse más en simplificar sus nombres). Lo menciono porque tiene una velocidades efectivas de unos 50 megas por segundo, lo cual significa que si tienes en casa una conexión de 50 megas o más, podrás aprovecharla al máximo en el nuevo iPad.

Batería

Retina Display, LTE, un procesador A5X. ¿Cómo afecta la batería? Bastante, por lo que Apple decidió hacer el nuevo iPad 0,6 milímetros más grueso. Al simple ojo es imperceptible, aún cuando lo comparas con un iPad 2.

La batería dura lo mismo que versiones anteriores, unas 10 horas. Depende del uso que le des puede llegar a ser más o puede ser mucho menos. Si decides jugar Infinity Blade II, probablemente tengas 4 o 5 horas de vida. Si decides navegar la web, ver videos y usar alguna que otra aplicación, tendrás 9 o 10 horas de batería sin problemas.

Cámara

La cámara con el iPad es un tema para mi extraño, con el iPad 2 únicamente llegué a usar la frontal para hacer Facetime con mi familia. La trasera no la he usado nunca, que es justamente la que ha sido radicalmente mejorada. Tiene el mismo sensor que el iPhone 4S (y vaya que es un gran sensor). Soporta grabación de video a 1080p (Full HD) e inclusive estabilización de video. Los resultados son, de hecho, bastante buenos.

Por ejemplo, una comparación de dos fotos tomadas al mismo objeto. La primera con la cámara del iPad 2:

Y esta con la cámara del nuevo iPad:

La calidad es claramente superior. Pero, ¿tomar fotos con un iPad? no es algo que yo haría honestamente. Pero Apple insiste en que parte del cambio de paradigma está en usar el mismo dispositivo para producir contenido, procesar contenido y luego consumirlo. Algo que antes no hacíamos (tomamos fotos con una cámara digital, la procesamos en la computadora y lo miramos en un impreso o en la TV).

El flujo de trabajo en aplicaciones como iMovie son evidencia de esto. Mientras estás editando un trailer, no solo puedes seleccionar clips previamente grabados, puedes cambiar a la cámara y grabar algo nuevo, sin salir del área de edición. Algo que ninguna cámara de video o un portátil es capaz de hacer.

Cada vez que veo a alguien tomar fotos o video con un iPad me sorprendo, me parece poco natural, es demasiado grande para una actividad que es su mayoría es espontánea. Pero aparentemente hay un gran número de personas que se sienten totalmente cómodos de tomar fotos así. Para gustos colores y quienes toman fotos con su iPad estarán contentos con esta neuva cámara.

Conclusiones

10/10

Cuando empezó a venderse el primer iPad, fue difícil transmitir la sensación causada al usarlo. La mejor analogía que puedo hacer es que con una PC tradicional, controlas con teclado y ratón como si fueran mandos a distancia, y lo miras por medio de una ventana que es el monitor. Con el iPad sentí por primera vez que "sostenía con mis manos" una página web, que manipulaba directamente una interfaz. Era una experiencia sumamente personal y por momentos íntima.

La tercera generación del iPad repite esa experiencia pero la hace muchísimo más cercana, en gran parte porque todo lo que se ve en la pantalla se siente más real, más vivo, más exacto. En el momento en que dejas de ver pixeles, en que dejas de ver la unidad de construcción de esos gráficos que tienes en pantalla empiezas a perder sentido de lo que es virtual y lo que es real. Todo se siente real. Todo es real.

Tal y como está el iPad actualmente, es difícil pensar en otras mejoras que sean físicamente posibles con el estado actual de la tecnología. El iPad 2 ya estaba bastante adelantado a la competencia y al resto de la industria, el nuevo iPad incrementa aún más esa brecha.

👇 Más en Hipertextual