Las sorpresas continúan en torno a el ACTA. Polonia ha suspendido su proceso de ratificación y de hecho el día de hoy se celebró un debate entre la sociedad civil y el Primer Ministro al respecto. El Ministro Tusk, agradeció que la gente le abriera los ojos.. Aunque no es un compromiso oficial el rechazo al tratado ni mucho menos, las protestas al parecer funcionaron -- al menos se esta creando un espacio de discusión democrática, muy distinto a la forma en que el tratado fue negociado.

Pero no solo Polonia esta reaccionado, ahora también la República Checa suspende el proceso de ratificación de ACTA. El primer ministro, Petr Necas, declaró hace unas horas:

De ninguna forma el gobierno admitirá una situación en donde las libertades civiles y el acceso a la información pueda ser amenazado.

En verdad debemos de dar atención al impacto que tendrá en la vida diaria.

Por otra parte, la vocera del gobierno de Romania, Ioana Muntean, también anuncio la celebración de audiencias públicas para determinar si ese país ratificará el acuerdo.

Las consultas públicas tendrán lugar en Romania antes de la ratificación del acuerdo por el Parlamento, aunque ACTA no requiere cambios en la legislación nacional o de la comunidad (europea).

(...ACTA sí podría cambiar la legislación actual para poder incorporar las sanciones penales que establece el tratado).

Si las consultas con la sociedad civil durante los debates concluyen que el Parlamento Rumano no debe ratificar, esto no sucederá - añadió.

El día de hoy renunció el MP de Romania, Emil Boc (en un asunto relacionado con medidas de austeridad del FMI), pero hace unos días había declarado que desconocía las razones por las cuales se había firmado ACTA. (!)

Protestas

El próximo fin de semana están planeadas alrededor de 100 protestas en todas las ciudades de Europa. La lista completa de ciudades participantes se encuentra en el wiki de Stopp ACTA.

Sin embargo el fin de semana las ciudades de Malmö, Estocolmo y Gotenburgo en Suecia, se adelantaron un poco y sus ciudadanos se manifestaron -- a pesar de los 18 grados bajo cero -- para rechazar la firma del tratado y demandar la no ratificación del mismo por parte del Parlamento Europeo en junio próximo.

El sábado pasado también hubieron manifestaciones en Eslovenia y en Irlanda.

Eslovenia:

Irlanda:

La ecuación legisltiva

La situación actual de ACTA es muy tensa en Europa. Mientras Polonia y República Checa detienen (por el momento) sus procesos nacionales de ratificación, la Comisión Europea continúa apoyando ACTA aún cuando muchos MPs del Parlamento critican dura y abiertamente el tratado. Hasta renuncian en protesta.

Entre otros ejemplos de activismo legislativo en Europa en contra de ACTA estan los textos que MPs de distintos grupos están publicando. El MP de Bulgaria, Ivaylo Kalfin, publicó una editorial titulada, "El Parlamento debe decir no" en Euroactiv. También Marietje Shaake -- MP de Holanda del Grupo Verde -- publicó en TorrentFreak una editorial titulada "Necesitamos una reforma del copyright, no ACTA", en la cual que afirma que ACTA no debe ser aprobada.

ZDNETuk reporta al respecto de la situación en Polonia y lo que significa para ACTA a nivel político:

La reversa de Tusk (MP de Polonia) podría significar el final de ACTA para toda la Unión Europea. Si Polonia o cualquier otro país miembro de la Unión Europea, o el Parlamento Europeo mismo, falla en ratificar el documento, sería inválido en toda la Unión.

La Comisión Europea confirmó a ZDNETuk que sí un país miembro no ratifica ACTA, el acuerdo no sería implementado dentro de la Unión Europea.

La ONG FFII explica que de hecho Polonia o cualquier otro país que no ratifique ACTA, puede desactivar el tratado:

Las negociaciones de ACTA comenzaron bajo el Tratado de Niza de la Unión Europea. Aunque la Corte Europea de Justicia le ha dado a la comunidad el derecho de legislar sus leyes penales, la Comunidad de estados miembros no lo aceptó. La Comisión dejo las negociaciones de las medidas penales a los estados miembros.

Durante las negociaciones de ACTA, el Tratado de Lisboa fue adoptado, dando competencia a la Unión para legislar sus leyes penales. Pero la Comisión no quiso empujar los límites, se evitó el riesgo de un pleito de competencia.

ACTA se presenta como un acuerdo “mixto”. Las reglas se encuentran en el artículo 133 del Tratado de Niza: “las negociaciones de dichos tratados requieren de una aceptación común de los Estados Miembros”. Common Accord: Los países miembros de la Unión Europea tienen poder de veto.

Es decir, Polonia o cualquier otro país de la Unión, pueden detener ACTA, si el Parlamento falla en hacerlo.

Veremos. Por lo pronto, los europeos dejan claro que es lo que no quieren. Se llama ACTA.

Imagen Geraldine Juárez-ALT1040