Hace un tiempo un grupo de investigadores canadienses encontró ocho hormigas soldado muy especiales por su tamaño. Se encontraban en una colonia silvestre en Long Island. Desde hace unas horas se ha hecho público el trabajo del equipo de científicos en Canadá. Han utilizado una hormona especial de este tipo de hormigas en las larvas de las hormigas obreras ordinarias. El resultado, una nueva "sub-casta" de super-hormigas con la que esperan explicar su evolución y cómo ciertos insectos tratan de forma específica los trabajos en las colonias.

Y es que según cuenta este equipo de investigadores, las hormigas pueden ser programadas para convertirse en "supersoldados". Partieron de la base de que todas las colonias se componen de diferentes "castas" reconocidas donde se incluyen las hormigas soldado y las obreras o trabajadoras. Su teoría trataba de "engañar" el desarrollo de las larvas de hormiga para convertirlas en una nueva casta rara e inusual. El avance conseguido revela que los rasgos ocultos podrían ser desbloqueados en muchas especies de insectos con componentes sociales.

Publicado hace unas horas en Science, el equipo encabezado por el doctor Ehab Abouheif de la Universidad McGill en Montreal, había encontrado que el tratamiento aplicado en las larvas tuvo un momento muy específico durante su desarrollo donde consiguieron un conjunto de hormigas supersoldado gigantes, más grandes de lo normal.

Lo lograron con el estudio de las hormigas Pheidole, un grupo con más de mil especies relacionadas y de las que sólo ocho (las que encontraron años atrás) son denominadas como supersoldado por sus características. Estas son las encargadas de proteger a la colonia mediante el bloqueo de la entrada a la misma a posibles invasores.

Abouheif contaba así el comienzo de la investigación:

Estábamos recogiendo hormigas en Long Island, Nueva York, y nos dimos cuenta de que algunas hormigas soldado tenían un aspecto monstruoso.

El equipo había encontrado lo que denominaron como hormigas mutantes que aparentemente se parecían a una casta de supersoldaos raros de especies relacionadas. Bajo esta premisa se embarcaron a averiguar cómo habían tomado esa forma:

Entendemos mucho acerca de cómo se pueden producir estas castas tan diferentes, de cómo se producen durante el desarrollo de las larvas de hormiga.

Según los investigadores, cuando una hormiga reina pone los huevos, cada huevo puede convertirse en una casta diferente en función del entono en el que se encuentra, puede ser por la temperatura en la que se desarrolla o por la misma nutrición que recibe.

Aún así, el equipo halló que el factor clave del cambio en una casta específica es controlada en gran medida por un producto químico que se encuentra en el interior de los huevos a la que denominaron "hormona juvenil".

Por esta razón, si se trata a todas las especies en el momento adecuado del desarrollo, sólo con una hormona podemos inducir al desarrollo de una hormiga supersoldado. Este hecho, que se pueda inducir en todas estas especies diferentes, significa que un ancestro común de todas estas especies era un supersoldado.

Este ancestro podría haber sido bloqueado hace 35 millones de años. En cualquier caso, el descubrimiento podría tener implicaciones a largo alcance para el estudio de la evolución de los insectos.

Aunque a partir de aquí no dejan de ser teorías lanzadas por el científico, Abouheif tiene grandes esperanzas en que el estudio arroje luz sobre los mecanismos de la propia evoución. El hombre comenta que el desbloqueo de estas características ancestrales también podría ser la clave para mejorar el cultivo de plantas de alto valor nutritivo o incluso hacer frente a los mecanismos que causan el cáncer:

¿Quién dice que el crecimiento que se da en el cáncer no es producto de la liberación de algún tipo de ancestral potencial? Si pudiéramos encontrarlo tal vez podríamos revertirlo.

👇 Más en Hipertextual