Este 2011 que ahora termina ha sido un año intenso en diversos sectores; desde en el de los videojuegos hasta en el de las series pasando por el de los gadgets o los smartphones. Y la ciencia tampoco se ha quedado atrás; además de habernos dejado imágenes sorprendentes, también ha ocupado muchas líneas en publicaciones como esta a consecuencia de descubrimientos, nuevas teorías y un largo etcétera de momentos dignos de recordar.

Siguiendo la serie de artículos que estamos publicando repasando lo mejor y lo peor del año, en esta ocasión justamente nos centraremos en eso, recordar 10 grandes momentos científicos de 2011. Os dejamos con ellos.

Kepler 22-B, el planeta de las ilusiones

En 2009 la NASA lanzó al espacio el satélite Kepler con una ambiciosa misión: rastrear el Universo en busca de planetas extrasolares de tamaño y características similares a la Tierra. La misión termina este año y hace unas semanas la agencia espacial anunció la gran noticia de que el satélite había dado con el primer exoplaneta encontrado en zona habitable parecido al nuestro. Su nombre, Kepler 22-B.

Concretamente Kepler 22-B está situado a unos 600 años luz, es aproximadamente 2,4 veces más grande que la Tierra y posee una temperatura ambiente de 22 grados centígrados.

Es decir, que Kepler descubrió el primer planeta extrasolar que por su situación en su sistema solar y características, podría albergar vida ya que todo apunta a que cumple con las condiciones adecuadas para ello.

VIH, tratar para prevenir

Calificado como el evento científico del año por Science, el ensayo clínico HPTN 052 concluyó que las personas infectadas de VIH tratadas con antirretrovirales tienen un 96% menos de probabilidades de transmitir el virus a sus parejas. La conclusión es muy importante porque deja claro que los fármacos para tratar el sida no solamente tienen efectos positivos a nivel individual sino que también son una poderosa herramienta con la que reducir la tasa de transmisión (durante largo tiempo la comunidad científica venía debatiendo sobre el doble beneficio o no de los antirretrovirales).

Para los que aún no lo vean muy claro, el estudio HPTN 052 y sus conclusiones provocarán un cambio de estrategia en la lucha contra el VIH a nivel mundial. Los tratamientos antirretrovialres pasan a verse no como una herramienta individual para los pacientes sino como una herramienta colectiva para el control de la epidemia.

A vueltas con los neutrinos

Dice la física que nada puede ir más rápido que la velocidad de la luz. Lo formuló el gran Einstein dentro la Teoría Especial de la Relatividad con su famosa ecuación E = mc2. Es una de las bases principales sobre las que se sustenta la física, y en septiembre unos caprichosos neutrinos la hicieron tambalearse.

En el marco del proyecto OPERA, el CERN envió un rayo de neutrinos al Laboratorio Nacional Gran Sasso en Italia y llegó la sorpresa: el haz viajó 732 kilómetros desde Ginebra, Suiza (donde está el CERN) hasta el laboratorio italiano 60 nanosengundos más rápido de lo que la velocidad de la luz permite. El experimento se repitió durante meses, unas 16.000 veces, obteniendo en todas las ocasiones idénticos resultados.

Eso sí, aún con esas evidencias, hoy por hoy no podemos decir que los neutrinos sean capaces a viajar más rápido que la luz. El propio CERN y el Sasso pusieron en cuarentena los resultados desde el principio y actualmente ambos laboratorios junto a otros como el Fermilab trabajan para confirmar o refutar la validez de los datos.

Hasta siempre transbordadores

En 2011 la NASA hizo efectivo el fin del programa de transbordadores especiales, esos gracias a los que pudimos construir la Estación Espacial Internacional o poner en órbita diversos satélites de comunicación, sondas planetarias y telescopios tan míticos e importantes como el Hubble. Concretamente el 22 de julio se puso punto y final al programa con el aterrizaje del Antlantis.

Aunque tenía sus fallas, muchos opinamos que la decisión de terminar con el programa del transbordador fue nefasta. Aún así, no pudimos hacer más que decirle adiós para siempre al Discovery, Atlantis, Endeavour y recordar a sus dos hermanos caídos en épocas pasadas, el Challenger y el Columbia.

¡SETI está vivo!

Para tristeza de miles, a principios de 2011 el proyecto de búsqueda de vida extraterrestre inteligente SETI anunció que dejaba de operar por falta de financiación. Por suerte la tristeza duró poco.

En agosto la comunidad SETI logró reactivar ATA (SETI’s Allen Telescope Array) y en septiembre el proyecto se reinventó en una plataforma de ciencia ciudadana que en diciembre comunicó la reactivación de las operaciones de SETI. ¿Su principal objetivo? Explorar sistemáticamente los 2.396 exoplanetas descubiertos por Kepler que podrían albergar vida.

Bosón de Higgs, acorralado

Después de muchos rumores, los físicos detrás del detector de partículas CMS (Solenoide de Muones Compacto) y ATLAS (Aparato Toroidal del LCH) del Gran Colisionador de Hadrones, hicieron un importante anuncio: había logrado acotar la región en la que podría estar el bosón de Higgs.

Un gran avance con el que los científicos se acercaron más al objetivo de confirmar o desmentir la existencia de la hoy todavía hipotética partícula que podría cambiar la física como la conocemos al responder a la eterna pregunta de cuál es el origen de la masa de las partículas.

Sedimentos minerales en Marte

Para los neófitos la imagen de arriba no dice nada, pero para los científicos dice mucho: lo que se ve son a todas luces trazas de yeso, que evidencian de manera inequívoca la existencia de agua líquida en Marte hace millones de años.

El descubrimiento fue obra del vehículo robótico de misión en el planeta rojo Opportunity que encontró las trazas del mineral en una zona de Marte denominada Homestake. En palabras de Steve Squyres de la Universidad de Cornell:

Tan pronto como llegamos a la zona, sentíamos como si nos moviéramos en un terreno geológico totalmente nuevo. Fue algo que nunca habíamos visto antes. El descubrimiento nos dice que el agua fluyó a través de las fracturas de la roca subterránea. Se trata de un depósito de productos químicos muy puro que se formó en el lugar exacto donde se encontró. No es otro mineral más visto en Marte u otro material relacionado con el agua visto por el Opportunity. En la Tierra no sería raro verlo, pero en Marte… se trata del tipo de hallazgos que hace que los geólogos saltemos de la silla.

Esta pieza es la evidencia más poderosa e inequívoca de que hubo agua en Marte, lo hemos encontrado. No existen ambigüedades sobre esto.

Los mayores agujeros negros

Dar con nuevos agujeros negros siempre es importante, y en 2011 descubrimos los dos agujeros negros supermasivos más grandes conocidos hasta la fecha.

El primero lo encontramos en la galaxia NGC 3842, situada a unos 320 millones de años luz de la Tierra, y el segundo en la NGC 4889, a aproximadamente 330 millones de años luz. El de NGC 3842 tiene una masa equivalente a la de 9.700 millones de soles y el de NGC 4889 es igual o incluso mayor.

El descubrimiento no fue revolucionarios, pero sí muy relevante porque lograr datos de dos monstruos como estos permitirá a la ciencia avanzar en la compresión de cómo se forman las galaxias o entender mejor la complicada naturaleza de los agujeros negros.

Golpe a la malaria

En pleno siglo XXI la malaria sigue llevándose al año gran número de vidas, que podrían ser muchas menos en poco tiempo gracias a una nueva vacuna desarrollada en los laboratorios GSK. El último ensayo relacionado con ella, realizado en 2011, mostró que utilizarla reduce a la mitad el riesgo de infección de malaria en niños de entre cinco y 17 meses. Si todo va bien, en 2015 se podrá utilizar de forma masiva y con ello disminuir considerablemente el avance de esa plaga.

Cáncer de pulmón no te regeneras más

El cáncer de pulmón no solamente es de los más extendidos sino también de los más complicados. Normalmente los pacientes con la enfermedad responden bien a la quimioterapia, pero una vez se terminan las sesiones en muchos casos el cáncer vuelve a regenerarse rápidamente.

Eso podría dejar de ser así en no mucho gracias a un grupo de científicos de la Universidad de Monash, Melbourne, que lograron ni más ni menos que bloquear la regeneración del cáncer de pulmón mediante el uso de un fármaco. Así lo explicaba Nail Watkins, uno de los artífices del hallazgo:

Hemos conseguido inhibir la proteína y esto podría ser capaz de aumentar la eficacia de la quimioterapia y reducir el riesgo de reaparición del cáncer de pulmón. Hasta ahora habíamos recorrido un largo camino para mostrar cómo se regeneraban las células del tumor, el cual ha sido un misterio durante mucho tiempo.

Lo que encontramos fue que la proteína es muy importante cuando las células se agotan y piden regenerar el tumor. Si el uso del fármaco puede bloquear la señalización de la proteína, se puede evitar que las células del cáncer de pulmón se regeneren después de la quimioterapia.

👇 Más en Hipertextual