En un momento en donde vemos a gobiernos ocultando información sistemáticamente, deteniéndo ciudadanos por tuitear bromas o acusándolos de terrorismo por reaccionar ante la violencia, al mismo tiempo que congresos impulsan oscuras legislaciones para controlar el internet vía propiedad intelectual o de plano, contratan sin conocimiento de los ciudadanos a mercenarios para ayudar en la Guerra contra el Narcotráfico® -- solo por mencionar algunas joyas de la opacidad institucional contemporánea —, es importante deternos a pensar por un segundo en qué momento el Estado, en sí mismo, se convierte en un peligro para las sociedades libres o que por lo menos, aspiran a serlo.

Como ya dije en mi post dedicado de la ponencia de Vigilancia y Censura de Jacob Appelbaum en "The power of adhocracy" — más allá del asunto del Wikileaks — es importante no perder de vista el pensamiento del hacker californiano quien además de dominar técnicamente el tema de la seguridad y privacidad, trabaja e investiga activa y constantemente por medio del desarrollo de TOR.

Appelbaum es una persona muy informada y extremadamente lúcida que sin duda alguna (como dice mi compañero Alan Lazalde) es una de las voces más interesantes e influyentes de nuestra generación y ciertamente, con un gran potencial de inspirar a muchas más.

Jacob Appelbaum también ofreció una conferencia en #net4change [VIDEO] y al terminar su ponencia, el adorable hacker (es adorable, no exagero) me dió una pequeña entrevista mientras un grupo de documentalistas hacían fila para hablar con él acerca de hackerspaces y se preparaba una tromba de periodistas para entrevistarlo.

La Entrevista

  • ALT1040 En tu conferencia hablaste acerca de la importancia de la transparencia gubernamental como requerimiento fundamental para que los gobiernos no se vuelvan peligrosos para la sociedad.

Jacob Appelbaum: Hay que comprender que un gobierno se vuelve una amenaza cuando no son transaparentes. Estoy hablando de la rendición de cuentas.

Antes no era ni siquiera una cuestión si los gobiernos podían ser peligrosos o no. Es importante recordar que históricamente mucha gente esta contenta con las cosas como estan. Como ahora. Ellos son parte del status quo y los escuchas todo el tiempo diciendo ‘todo esta bien’. Pero lo que ellos estan diciendo es ‘todo esta bien, para mí’.

Algo que nos puede ayudar a comprender los peligros que un gobierno puede presentar, es revisar la historia de la gobernabilidad y reconocer las luchas que ha tenido la humanidad para poder obtener explicaciones y una representación más directa. La forma en que Jefferson pensó la democracia en los Estados Unidos, en el fondo, es la idea de que la gente se puede sentar en la mesa.

  • ALT140: Sentar a 300 millones de ciudadanos en una mesa no es posible.

Jacob: Claro, estamos lejos de eso pero el objetivo es lo importante. El ideal utópico es que aunque solamente estuvieran diez personas en la mesa, esas diez personas sean iguales.

  • ALT140: ¿Cuándo o cómo se convierte el gobierno se convierte en un peligro?

Jacob: Cuando el gobierno no reconoce que el objetivo al que tenemos que llegar es al de la igualdad y los gobiernos dicen: “no, tú no eres especial, tu no puedes acceder a esta información, tú no tienes permiso de saber esto” — lo que pasa es que se fragmenta nuestra sociedad de una forma que ya hemos visto en el pasado, en donde ciertas personas tienen privilegios y permisos especiales… Estas personas son de hecho más libres que otras personas, incluso son más libres de tomar decisiones porque tienen informacional adicional que otros no.

  • ALT140: Es la inversa a los derechos humanos...

Jacob: Exacto, deriva en la negación de los derechos humanos. Entonces, el Estado en sí mismo puede ser un peligro pero a la vez ofrece mucha esperanza porque el Estado no es simplemente gente e instituciones con distintos intereses. Lo que pasa es que tienen un gran poder, un poder muy especial, por lo cual cuando el Estado pide algo, la gente salta. Por ejemplo cuando una corporación es citada por el gobierno tienen la obligación legal de saltar. Pero a veces, ni siquiera reciben un citatorio (subpoena) y también saltan porque quieren quedar bien con las agencias de justicia. Entonces, uno de los principales peligros es que sin transparencia no sabes si existió algún abuso, excepto vía informantes (whistleblowing), filtraciones de documentos o cosas por el estilo.

Es de extrema importancia recordar que históricamente han existido abusos, pero aún sabiéndolo como sucede ahora, no significa necesariamente que podemos cambiarlo. Las instituciones no se han actualizado: los burócratas no son electos y se quedan toda la vida en sus puestos. Los representantes que de hecho son electos, son solo una pequeña porción de los aparatos de gobierno.

  • ALT1040: Además tienes a todos los lobbies que controlan a quienes sí son electos..

Jacob: Sí pero ese es un problema de corrupción. Estoy de acuerdo en que es un grave problema pero lo que hay que pensar aquí es que no hay que demostrar porque el gobierno puede ser peligroso para la libertad, más bien, cómo es que no lo sería. ¿Qué es lo que el gobierno hace bien? Quiero verlo. Hay ejemplos positivos.

  • ALT1040: ¿Cómo…?

Jacob: El departamento de bomberos. En Estados Unidos antes funcionaba estilo ‘mercado libre’ pero no funciono, existían brigadas de protección a las que les pagabas por estar asegurado y si no lo hacías, dejaban que tu casa se quemara o bien, sí le pagabas a la brigada equívocada quemaban tu casa.

El mercado libre no sirve para la protección.

(Nota:la entrevista continúa en las siguientes páginas)

👇 Más en Hipertextual