eeg

Alguna que otra vez hemos visto la aplicación del electroencefalograma como transductor de las señales del cerebro para poder mover una silla de ruedas o detectar que un conductor se está quedando dormido mientras conduce. Sin embargo, esta técnica para medir la actividad eléctrica del cerebro ha sido el eje central de un estudio muy esperanzador, realizado por Adrian Owen responsable del Gobierno Canadiense en investigaciones cognitivas y neurociencias, que afirma haber detectado signos de consciencia en pacientes en estado vegetativo y que, en algunos casos, serían capaces de seguir órdenes simples.

¿Estado vegetativo y consciencia? La verdad es que parecen dos conceptos totalmente opuestos y, realmente, la naturaleza del estudio llama bastante la atención pero, según estos resultados, en tres pacientes con lesión cerebral diagnosticada (y que estaban en un estado vegetativo) se detectaron signos de actividad cerebral. Tras examinar a un grupo de 16 personas entre los que había 14 personas sanas y 4 con lesiones cerebrales (debidos a lesiones traumáticas o a falta de oxígeno), se les pidió a los sujetos que imaginasen el movimiento de las manos o de los dedos de los pies mientras se les conectaba a un monitor que les hacía una encefalografía. Curiosamente, todos los sujetos (incluyendo los enfermos con lesión cerebral) fueron capaces de generar patrones más o menos similares, incluyendo a uno de los sujetos con lesiones cerebrales que fue capaz de de repetir los patrones de actividad más de 200 veces.

De hecho, usando una resonancia magnética, el equipo fue capaz de trasladar este escenario a pacientes en estado vegetativo puesto que eran capaces de medir su actividad cerebral y, según la diferencia de patrones medidos, asumir que está contestando un sí o un no, es decir, que según este estudio, los pacientes en estado vegetativo tendrían una función cognitiva más allá de lo que se puede ver desde el exterior. Al verlo, rápidamente, me vino a la cabeza la película “Johnny cogió su fusil” y, realmente, tiene cierto paralelismo con este caso. Si para poder detectar esta interacción, a través de patrones, es necesario contar con un equipo de resonancia magnética, la verdad, es que sería complicado poder llevarlo a la práctica; por ello, el equipo optó por un equipo portátil para la realización de electroencefalogramas:

Estos equipos son probablemente tan sesibles como la resonancia magnética y, por tanto, estaríamos en la senda de conseguir algo que pueda usarse en hospitales o residencias

Los investigadores pueden detectar si alguien está pensando en mover la mano o un dedo del pie puesto que la actividad cerebral se genera en partes distintas de la cabeza y, de hecho, el equipo ha dedicado bastante tiempo a descodificar toda la familia de patrones que se emiten para realizar este tipo de movimientos.

Creo que ellos son plenamente conscientes de lo que está pasando. Para que un enfermo en estado vegetativo pueda hacer esto, primero debe entender las instrucciones que les dimos, tener una atención constante y responder, es decir, son plenamente conscientes

Las conclusiones del estudio, aunque podrían ser un gran hallazgo, no están libres de controversia puesto que otros investigadores no tienen tan clara la existencia de esta capacidad cognitiva en pacientes en estado vegetativo y no hay manera de asegurar que estas afirmaciones realmente se cumplen.

Bajo mi punto de vista, creo que aún es muy pronto para realizar una afirmación de semejante calibre, máxime cuando se ha realizado el estudio con cuatro pacientes en los que se ha podido aplicar la técnica únicamente en tres de ellos. Aún así, creo que es una senda muy interesante a explorar y, desde luego, un paso valiente para desvelar algunas de las lagunas de conocimiento que aún tenemos sobre el funcionamiento del cerebro humano.

Imagen: tiktac.com