Entonces, ¿deberías comprar un tablet con Android? **Respuesta corta**: honestamente **no**. Si necesitas un *tablet* ve a un Apple Store y compra un [iPad](http://alt1040.com/tag/ipad). Cumplirá, llenará y superará todas las expectativas que tengas sobre este tipo de dispositivos móviles.

**Respuesta larga**: En mi humilde opinión la discusión de «abierto» versus «cerrado» deja de ser relevante cuando vendemos productos para que las personas saquen un provecho con él. Poco importa si vendes un dispositivo que tiene un sistema operativo libre si el consumidor no puede usarlo. La realidad es que esta reseña de un tablet con Android fue escrita en mayo, pero decidí esperar entre tres y cinco meses con la esperanza de que el mayor problema del sistema operativo fuera solventado: la gran ausencia de usos, de aplicaciones y el gran número de fallos que tiene Honeycomb. En aquel momento parecía apresurado sentenciar toda una plataforma, ahora, casi seis meses más tarde, lamentablemente nada ha cambiado.

De hecho estoy convencido que a **[Apple](http://alt1040.com/tag/apple)** le hace falta un buen competidor que amenace al dominancia del iPad en el mercado de las tablets. Tanto porcentaje de mercado y ningún jugador serio durante un periodo de tiempo tan largo no puede ser bueno porque hace que la empresa se «duerma en sus laureles».

Bajo ese contexto estaba esperando mucho la llegada de **[Honeycomb](http://gizmovil.com/tag/honeycomb)**, la propuesta de Android como sistema operativo para tablets con pantalla táctil. Use, durante un mes, una **[Samsung Galaxy Tab 10.1v](http://gizmovil.com/2011/05/galaxy-tab-101v-en-exclusiva-con-vodafone-en-espana)** comercializada por **[Vodafone en España](http://vodafone.es)** y estas son mis impresiones.

Android 3.0 (más conocido como **Honeycomb**) es una versión del sistema operativo móvil específicamente hecha para *tablets*. Antes, algunas marcas (Samsung y HTC) lanzaron este tipo de dispositivos con Android 2.2 o 2.3, desarrollados específicamente para *smartphones* con pantallas pequeñas, por lo que la usabilidad y la interacción dejaban mucho que desear. Google decidió «paralelizar» el sistema operativo para crear dos variaciones, una para dispositivos de pantalla pequeña y otro para pantallas grandes más adecuados para una tablet. El resultado es **Honeycomb**.

Desde el punto de interfaz gráfica y experiencia de usuario, el concepto base de **Honeycomb** es el mismo que las versiones del sistema operativo hecho para smartphones, una pantalla principal, con varios «escritorios» donde se pueden poner íconos, accesos directos, widgets y carpetas. Un botón que te lleva a la lista de todas las aplicaciones instaladas. Ahí es donde terminan las similitudes. El *look & feel* es totalmente diferente. Cualquier usuario acostumbrado a **Android** se sentirá un tanto perdido, algo que no es necesariamente malo si los cambios radicales son positivos, lamentablemente, no es el caso.

Para mi **Honeycomb** es el resultado de [diseño por comité](http://en.wikipedia.org/wiki/Design_by_committee). Es como si el equipo de desarollo de Android sentó en una mesa a todos los fabricantes de *tablets* que pretenden usar la plataforma y les pidieran toda las características que les gustaría que el sistema operativo incluya. El resultado es una interfaz gráfica que por momentos funciona bien, con algunas ideas brillantes y por momentos **carece de toda lógica**. Cuatro ejemplos:

1. En mi opinión que los botones de inicio y regresar sean parte de la interfaz gráfica me parece una buena decisión, pero no puedo entender entonces que el sistema operativo no me permita posicionarlos en lo que yo considere es el mejor lugar (izquierda o derecha). Estos botones están en una barra llamada «*Action Bar*» la cual siempre está abajo, no pude ponerla arriba donde creo que funcionaría mejor (aunque entiendo que no lo permitan, porque los botones de navegación básica no funcionarían bien en la zona superior de la pantalla, pero esto, a su vez, es otro error de diseño).

2. En teoría los multiples escritorios podrían ser funcionales, pero en la práctica, con pantalla de 10 pulgadas y una resolución tan alta, pierde cualquier utilidad posible. Entiendo la lógica aplicada a un *smartphone* donde no caben más de 3 widgets, pero en Honeycomb con su actual implementación.

3. La interfaz para navegar entre aplicaciones abiertas me parece una idea muy interesante y una aproximación bastante diferente a lo que habíamos visto hasta ahora que se aleja bastante a lo que Apple hace. **En la práctica es inusable**. La utilidad real de mostrar una vista previa de la pantalla de la aplicación abierta es **cero**. Además ocupa demasiado espacio.

4. El sistema de notificaciones sigue siendo bueno, pero nuevamente con un error inmenso que simplemente no puedo entender: cuando se generan eventos (por ejemplo, el aviso que una aplicación se está instalando) ¡se tapa toda el area! reloj incluído. Extraño, considerando que hay espacio suficiente en una pantalla tan grande. Un comportamiento heredado de la versión para móviles que no tiene explicación.

Dejando a un lado los problemas e inconsistencias de interfaz que se pueden resolver en próximas versiones (lo cual en si mismo es otro problema, que explicaré más adelante) el fallo más grande de Android en tablets es que carece de un ecosistema de aplicaciones y por lo tanto los usos se limitan a lo que se puede hacer con las aplicaciones *core*: el navegador, correo electrónico, calendario, contactos, etcétera. **Google** y las marcas de dispositivos han fallado en generar tracción e interés suficiente con los desarrolladores de software a esta variación de la plataforma. La culpa de eso, en parte, es que los fabricantes tampoco han logrado comercializar un tablet decente. Creando un círculo vicioso.

Pocas aplicaciones, pocos usos prácticos, sin un ecosistema de desarrolladores realmente comprometidos con la plataforma, dispositivos caros o de mala calidad (pantallas de poca respuesta, que al inclinarlas se ven muy mal). No es sorpresa que las tablet Android no se vendan.

Para *rematar*, está el problema de las actualizaciones. No me refiero necesariamente a la fragmentación sino a la decisión de no actualizar dispositivos para arreglar problemas. Es el caso de la **[Galaxy Tab 10.1v](http://gizmovil.com/2011/05/galaxy-tab-101v-en-exclusiva-con-vodafone-en-espana)** que use para esta reseña, la cual pocos días después de reseñar fue retirada del mercado para vender una versión un poco mejor la cual ya incluía la versión 3.1 de **Honeycomb**. Mientras tanto la versión que use, aunque se actualizará, no es claro cuándo.

Por lo tanto, considero que no se debería comprar una tablet con [Android](http://alt1040.com/tag/android), al menos no esta época.

Foto: [BestBoyZ](http://www.flickr.com/photos/bestboyzde/5719764978/in/photostream/)

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.