>¿Qué es la Nada?
El vacío que queda, como una ciega desesperación que destruye este mundo. Yo lo odio y por eso ayudo a la Nada.
¿Por qué?
Porque las personas que no tienen ninguna esperanza son fáciles de dominar y quien tiene el dominio tiene el poder…

Un cuento dentro de un cuento, leer y conseguir que las aventuras que te están transportando a otro mundo se conviertan en realidad. La propia idea de esa obra de culto que escribió Ende se transformó en imágenes impagables para toda una generación en los 80s. The NeverEnding Story es una vuelta a la niñez de muchos de nosotros, una cinta mágica que adaptaba la primera parte del libro del escritor alemán.

Y es que seguramente esta sería una de esas veces en las que recomendar la película antes que el libro sería un crimen. The NeverEnding Story le debe todo y me quedo corto a uno de los grandes clásicos de la novela fantástica juvenil. Michael Ende publicó en 1979 una obra enorme que ha sido traducida en 36 idiomas. De hecho, la película y toda su simbología es sólo una pequeña parte de lo que el lector se podrá encontrar en los escritos. Si no has visto ni leído ambos, empieza por el libro.

Hoy, casi tres décadas desde su estreno, no es la misma obra ni mucho menos. Los efectos especiales, una de las grandes bazas en aquellos tiempos, han perdido toda su fuerza y se han quedado desfasados. Aún así, la cinta es muy grande por los conceptos que dejaba, la idea de la Nada y el paso que dejaba tras de sí, los personajes inolvidables y perfectamente representados en su mayoría por jóvenes actores: Atreyu, Ártax, Bastian, Fujur… hasta la magnífica e inolvidable banda sonora de Moroder y Doldinger, la cinta dejó una huella imborrable como tantas otras obras similares de la década.

A caballo entre la fantasía, el drama y el cine de aventuras, sin muchas pretensiones, el director Wolfgang Petersen estrenaría la cinta en 1984. Hace exactamente 28 años, y aunque como digo se lo debe todo a esa gran obra de la literatura fantástica, muchos conocieron del Reino de Fantasía a través de las imágenes de este clásico del género cuya sinopsis comenzaba así…

>Escondido en el desván de su colegio, Bastian devora durante las horas de clase un libro enigmático, ”La historia interminable”, que relata la paulatina destrucción del Reino de Fantasía. Una especie de Nada misteriosa destruye todo el país y a todas las criaturas que lo habitan. A medida que avanza en su lectura, Bastian se da cuenta de que la salvación de Fantasía depende de él. De que consiga entrar dentro del libro…

– Aunque la producción estaba compartida con Estados Unidos, la película se convirtió nada más estrenarse en la más cara de la historia en Alemania hasta 1984.
– La película dejó huella en millones de fans del libro, no así en el propio Michael Ende, quién renegó de ella al verla y rechazó que su nombre apareciera en los créditos finales. Aquí podemos la opinión del hombre al respecto, ciertamente una crítica «destructiva» (algo similar le ocurría al genio de Alan Moore con la adaptación de su clásico V for Vendetta).

– En cambio Spielberg se quedó prendado de ella. Tal es el punto que el director de cine tiene el Auryn original usado por Atreyu en un frasco de cristal en su oficina.
– Como decía al principio, los efectos especiales quizá hoy están algo desfasados pero en su momento supusieron un gran avance. En 1984 no se usaban aún los efectos especiales por ordenador, así que el equipo de producción diseñó y elaboró cada una de las figuras manualmente.
– Para este trabajo laborioso usaron figuras de barro pequeñas que harían de maquetas para la construcción posterior de las figuras a tamaño real en yeso. De esta forma podían construir en el interior del yeso la mecánica de cada personaje.
– Se calcula que para cada figura se necesitó alrededor de 15 titiriteros.
– En la ciudad de Baviera podemos encontrar algunos de ellos, la mayoría se encuentran en un parque de atracciones.
– Parte de los trucos detrás de la producción los podemos encontrar en este fantástico documental de 25 minutos dividido en cuatro clips. Lo podéis subtitular al idioma que deseen (contiene muchísimos spoilers):

– Como curiosidad, la película se conformó más tarde en una trilogía, aunque las siguientes dos partes dejaban mucho que desear. La segunda parte, aunque con diferentes actores y decorados, utiliza algunas localizaciones de la primera.
– La tercera parte en cambio se salió completamente de la novela siguiendo un hilo argumental propio. Seguramente la peor de todas.
– La emperatriz infantil estuvo a un paso de ser interpretada por la hija de Mick Jagger.
– Las escenas con Bastian y los bullies del final de la cinta se rodaron en Vancouver, Canadá.
– Imposible no acordarse del mítico tema de la banda sonora. Aunque el peso lo llevaron Giorgio Moroder y Klas Doldinger con una BSO brutal, el tema principal Never Ending Story fue interpretado por Limahl, líder de la banda pop Kajagoogoo, aunque sólo fue usado en la versión estadounidense:

– Como toda película del género que ha perdurado en el tiempo, la historia detrás del filme no acabó en los cines. Con los años su simbología y personajes se mantuvieron en cientos de reproducciones formando parte de nuestra cultura popular. Aquí unas cuantas muestras:

– El título original de la novela en alemán es Die Unendliche Geschichte.
– El libro original y su escritura estaba dividido en tres colores. El rojo para el mundo real, verde para el mundo de Fantasía y azul para la Nada.
– Para finalizar este pequeño homenaje a la adaptación al cine, dos vídeos. El primero se trata del trailer oficial de la película en 1984. El segundo es un tributo a la película con la magnífica BSO de fondo.

Les recuerdo que para el siguiente **Retrogeek** pueden aportar sugerencias sobre sus películas favoritas. Lo podéis hacer a través de los comentarios o vía mi cuenta de Twitter @iblogblog.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.