invisible

El estudio del funcionamiento del cuerpo humano, aún, tiene mucho camino por recorrer y, en muchos aspectos, las técnicas actuales se quedan cortas para algunas investigaciones. Poder observar un cuerpo humano en funcionamiento pasa por el uso de escáneres o de marcadores fluorescentes, técnicas que no permiten ahondar demasiado. El Instituto de Ciencias del Cerebro RIKEN de Japón ha desarrollado un proceso que es capaz de eliminar el pigmento de los tejidos del embrión de un ratón y obtener, básicamente, un animal transparente con el que poder estudiar su interior.

La verdad es que cuando vi la imagen me pareció muy impactante porque, la verdad, es que parecía más una mutación de la naturaleza que el resultado de una investigación científica pero esos eran los resultados. Los investigadores han desarrollado un reactivo químico que es capaz de eliminar el pigmento de los tejidos a partir de una mezcla de urea, glicerol y un detergente llamado Tritón-X. Después de empapar durante dos semanas el feto del ratón, los tejidos se volvieron transparentes.

Esta investigación, un poco extraña para mi gusto, no es nueva puesto que anteriormente se habían intentado crear (en un laboratorio) animales transparentes pero a partir de mutaciones genéticas, sin embargo, éstos siempre mostraron discapacidades en su desarrollo y en su comportamiento. De hecho, según algunos expertos, este experimento supone todo un paso adelante porque, hasta la fecha, se habían podido obtener peces y ranas transparentes pero jamás se había podido llegar a hacer con un mamífero.

Más allá de los resultados, este proceso de "transparencia" (al que han denominado Scala) proporcionará, en el futuro, una vía para mejorar el estudio de seres vivos. De hecho, hasta ahora, la inyección de marcadores fluorescentes tan sólo permitía llegar a zonas superficiales, por ejemplo, del cerebro pero la combinación de este proceso junto a los marcadores, abriría la puerta a una mayor profundidad de los estudios eliminando la necesidad, por ejemplo, de tener que realizar cortes del cerebro del animal bajo estudio para poder llegar a estratos más profundos.

Según los investigadores, buscaban impulsar sus investigaciones con el estudio del cerebro de los ratones pero ahora quieren subir el listón y extender el uso de este proceso a otros campos de estudio:

Nuestros experimentos se centran en el cerebro del ratón pero la aplicación no se limita al ratón o al cerebro. Scala podría utilizarse en otros órganos como el corazón, los músculos, los riñones y los tejidos de los primates. De hecho, podría utilizarse en tejidos humanos extraídos en biopsias

De todas formas, los resultados son preliminares y aún queda mucho camino por recorrer porque el compuesto resultante, es decir, la mezcla entre la urea, el glicol y el Triton-X, presenta una alta toxicidad como para ser utilizado en animales vivos. Mientras tanto, algunas voces en la comunidad científica piensan que la depuración de esta técnica podría ayudar mucho a comprender las causas que generan la epilepsia y, en un futuro, poder conocer qué zonas del cerebro son las que influyen en el desarrollo de esta enfermedad.