>Me ha moqueado…

Probablemente la película que hoy tratamos se encuentre dentro de esos grandes clásicos que se hicieron en los 80. A camino entre la ciencia ficción y el género fantástico aunque siempre dentro de la comedia, Ghostbusters pertenece a ese pequeño conjunto de películas como los Goonies, ET, Back to the Future o Stand By Me que se guardaran para siempre en nuestra cabeza.

A diferencia del cine que se suele hacer hoy, tildado bajo la etiqueta de «comercial», en la década de los 80 surgió como en ninguna otra la comedia fantástica. Lo que hoy es un concepto descarado en el que tanto actores como guión parecen prefabricados en comedias infantiles, hace más de dos décadas conformaban un estilo de hacer cine que encandiló a jóvenes y adultos.

Ghostbusters es sin duda una de ellas. Desde la actuación brutal de Murray o Weaver hasta el maravilloso clásico que nos dejó Ray Parker como canción principal, todo en la película respira ese aire de imaginación que se vivía en esa época. Y es que el humor, la música o el guión de esta película logró que el filme pasara de un simple entretenimiento para los más pequeños a un clásico y referente del género. Los efectos especiales, tan importantes para una obra así, a día de hoy están algo desfasados, pero incluso eso la hace especial al volver a verla. En mi opinión nunca se volvieron a ver este tipo de cintas cuando comenzaron los 90.

Ghostbusters se estrenó en 1984. Hace casi tres décadas desde que Ivan Reitman filmara una obra que con el tiempo se ha convertido en parte de la cultura popular de nuestros tiempos y sus personajes en iconos con cientos de apariciones. Así comenzaba la sinopsis que daría pie a que toda una generación deseara capturar cualquier atisbo de manifestación ectoplasmática…

>A los doctores Venkman, Stantz y Epengler, expertos en parapsicología, no les concede una beca de investigación que habían solicitado. Al encontrarse sin trabajo, deciden fundar la empresa Los Cazafantasmas, dedicada a limpiar Nueva York de ectoplasmas. El aumento repentino de apariciones espectrales en la ciudad será el presagio de la llegada de un peligroso y poderoso demonio…

– Para que nos hagamos una idea de las dudas que surgieron en producción a la hora de escoger a estos «parapsicólogos» tres nombres. El papel de Peter Venkman fue escrito originalmente para John Belushi, el de Louis Tully para John Candy y el de Winston para Eddie Murphy.
– De hecho, la glotonería de Slimer es un homenaje al gran Belushi.
– Leyendas del rodaje dicen que el famoso fantasma verde que capturan en el hotel fue apodado por el equipo de rodaje como «Oniohead». El motivo, el olor que desprendía tan fuerte.
– Aquí una increíble recreación que un usuario de YouTube realizó en el 2009. Se trata de un «premake» o trailer que podríamos titularlo ¿Cómo sería Ghostbusters en 1954?

– En el 2008 Sony Picture cedió la licencia a PNY, compañía de memorias USB, para comercializar la película en un Pendrive de 2 GB. El precio, 29 libras (sólo se comercializó en el Reino Unido).
– La película tuvo tanto éxito que se hicieron cientos de productos derivados de la misma. Además de la secuela que se rodó con los mismos protagonistas en 1989 (y una probable tercera parte para el año que viene), de la película salieron varias series animadas, videojuegos, juegos de rol, de mesa, figuras de acción, cómics o incluso una novela. Les dejo con una selección del universo Ghostbusters que da una idea del fenómeno en el que se convirtió:

– El coche del equipo, el ECTO-1, podríamos situarlo casi en la misma lista de iconos que el Delorian. Se trataba realmente de un Cadillac Miller-Meteor, un modelo limusina/ambulancia.
– El equipo de producción retocó este modelo que data de 1959 y le añadió el inconfundible logo.
– No sólo eso, en el 2007 se puso a subasta en eBay el modelo de la película que estaba en poder de Universal Studios. Su precio de salida, 45.000 dólares.

– Debido a la pasión por el coche muchos fans han realizado todo tipo de modificaciones en los propios para acercarse al modelo de la película. Aunque parezca increíble, en el 2008 se llegó a «tunear» un Subaru Outback del 2003.
– La película dejará para siempre el famoso logo, catalogado como uno de los más famosos del mundo junto al de Coca-cola o el de Superman.
– El gran Herve Attia nos regalaría en el 2009 este fantástico documento. Más de 10 minutos de las localizaciones por donde pasaron los personajes:

– En el 2007 surgieron una serie de iniciativas de las legiones de fans de la película. La lucha contra espectros se pasó a la red con una serie de iniciativas que impulsaban el descubrimiento de espectros. la San Francisco Ghost Society, la International Ghost Hunters Society o la Ghost Village fueron algunas de ellas.
– Este año nos enteramos de que la mítica estación de bomberos de Ladder Co. 8 en Nueva York, el cuartel general de los Ghostbusters, se quiere cerrar. Cómo no, los fans de la película han inundado la red con todo tipo de iniciativas para evitar el cierre, al parecer por motivos de deudas presupuestales.

– Para terminar con este pequeño homenaje hacia la figura de este gran clásico que fue Ghostbusters, dos vídeos. El primero se trata del trailer original de 1984. El segundo es un tributo con escenas del filme acompañadas de la inconfundible Ghostbusters de Ray Parker Jr. (ganador en 1985 del premio BAFTA a la mejor canción).

– Les recuerdo que para el siguiente **Retrogeek** pueden aportar sugerencias sobre sus películas favoritas. Lo podéis hacer a través de los comentarios o vía mi cuenta de Twitter @iblogblog.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.