Una serie no pasa casi cincuenta años produciendo material ininterrumpidamente sin una mitología poderosa y profunda detrás. Incluso en los dieciséis años de travesía por el desierto que pasaron entre Survival —la última historia del Séptimo Doctor— y Rose —la primera del Noveno— no dejaron de publicarse novelas y aventuras en audio que ampliaban y enriquecían el de por si rico Whoniverso. Sin embargo, es sorprendente que, con todo el material disponible, los spin-off se puedan contar con los dedos de una mano incluso a fecha de hoy. Torchwood ya está tan lejos de Doctor Who que casi no cuenta. K-9 and Company nunca pasó del piloto, y a juzgar por la intro de su piloto quizá no fuera una mala cosa. Por desgracia, The Sarah Jane Adventures emitirá sus últimos episodios este otoño. Y Rose Tyler: Earth Defence nunca pasó de ser un concepto cuchicheado por los pasillos de la BBC. Señores de la BBC: si lo que les faltan son ideas, aquí tienen cinco. Se las regalo.

Smith & Jones: Agentes de UNIT

Pobre Martha Jones. Para demasiados fans no es más que esa que vino después de Rose y no hacía más que poner morritos porque el Doctor no le hacía monerías. Y es cierto que en su continuidad principal, no hizo mucho más que eso. Sin embargo, el bueno del Galés Gigante, más conocido como Russell T. Davies, se vengó de todo el fandom dándole un empleo en UNIT y mandándola de intercambio a Torchwood durante la segunda temporada. Y no contento con eso, durante la vuelta de la victoria de Diez al final de The End of Time, la emparejó con el otro tardoadolescente enamoradizo convertido en pateador de culos intergalácticos: Mickey el Idiota Smith.

¿Se imaginan? El matrimonio Smith-Jones, viajando por el mundo con los recursos casi infinitos de UNIT, luchando con Sontarans y Silurians. Podrían aprovechar para traer a tantos monstruos olvidados de la serie original: Zygons, Axons, Bannermen, Daemons, Fendahl... No. Slitheen no. Mientras tanto, saltear los episodios de referencias hilarantes a lo difícil que es compaginar una vida normal con su trabajo. Y por supuesto pistolas. Enormes. De energía.

Los misterios de Madame Vastra

Hay que reconocer que casi todos los personajes que acompañaron al Doctor a Demons Run en A Good Man Goes To War se merecen su propio spin-off, pero si hay unos personajes que capturaron la imaginación de los fans, esas fueron Madame Vastra y su sirvienta guión amante guión sidekick, Jenny. Es que la sola idea de una justiciera callejera mujer-lagarto victoriana armada con una katana haría temblar de emoción al más pintado. Luz de gas, calles oscuras inundadas por la niebla, toscos cockneys embravecidos por el alcohol a la salida de un gin palace... Y Madame Vastra y su fiel Jenny para asegurarse de que nadie se pase de la raya.

Puntos extra por la cantidad de juegos de palabras al estilo Horatio Caine a que da lugar: «Esto es lo que yo llamo un asesinato... a sangre fría». Toma ya. Eso es televisión.

The Jo Grant Adventures

Vamos a echar mucho de menos a Sarah Jane, y por supuesto a Elisabeth Sladen, la sensacional actriz que la interpretaba. Sin embargo, la vida sigue, y la penúltima temporada de Sarah Jane Adventures nos dejó un regalo como pocos: el retorno de Jo Grant, la que fuera compañera inseparable del Tercer Doctor hasta la llegada de la propia Sarah Jane. Por supuesto, un hipotético spin-off centrado en la Grant no podría repetir la fórmula de SJA: para empezar, Jo Grant es mucho más despistada y cabeza loca de lo que lo fue nunca Sarah Jane. No obstante, en su lucha por salvar el planeta Jo puede encontrarse amenazas extraterrestres a las que podría enfrentarse con la experiencia ganada en sus años junto a la TARDIS. Y ya de paso, dejarles a los niños una lección ecológica. ¿Cómo, que un monstruo que se deja la puerta de la nevera abierta no es amenaza suficiente? Ya hablaremos dentro de treinta años cuando tengas que ponerte factor de protección 150 para salir a la calle. Hmpf.

Starship UK

I'm the bloody Queen, mate. Basically, I rule. Así se presentaba Liz Ten, Reina de Starship UK, en el episodio de la quinta temporada de Doctor Who The Beast Below. Tiene actitud, tiene un uniforme muy chulo, tiene dos pistolas y muy buena puntería: a mí con eso me sirve. Imagínensela enmascarada, luchando contra el crimen en los bajos fondos de su reino espacial, explorando así un mundo post-cyberpunk que apenas tuvimos tiempo de atisbar brevemente en un episodio...

A eso hay que sumarle, por supuesto, la brillante interpretación de Sophie Okonedo, que es capaz de darle al mismo tiempo la gravedad y dignidad de una monarca y la chulería y el ingenio de un justiciero amparado en las sombras. Piensen en Batman con la capacidad para hacer chistes malos de Buffy. Es un festival de win.

Mels!

Hay que reconocerlo: con todo lo inmensamente guay que es River Song, Mels tiene un puntito canalla que a su encarnación posterior le falta. Y es que la hija de los Pond responde perféctamente al tópico: cuando es buena, es muy buena, pero cuando es mala, es mejor. ¿Quién no chilló como una colegiala cuando, enfrentada por unos malvados agentes del Tercer Reich, soltó su maravilloso discurso? Sí, ese de «Estaba de camino a un bar mitzvah gitano gay para discapacitados cuando de pronto pensé 'Vaya, el Tercer Reich es un asco, creo que voy a matar al Führer'». ESE discurso. Bueno, ¿pueden imaginarse cuarenta y cinco minutos semanales de semejante badassismo?

No hay más preguntas.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.