instagram

Que Instagram se ha convertido en un modelo de red social con gran éxito no es decir nada nuevo, los datos de diez fotos subidas al servicio cada segundo avalan esta afirmación. Es curioso cómo un servicio, que está únicamente disponible en iOS, ha llegado a calar tanto entre los usuarios y, según se rumorea, llegó a captar la atención de la reina de las redes sociales, Facebook, que intentó comprarla. Como el intento de compra resultó fallido, la red social de Mark Zuckerberg ha optado por plantar cara al servicio con su propia versión de Instagram, es decir, añadirá a su cliente móvil la posibilidad de añadir filtros a las imágenes capturadas desde el smartphone.

Según desveló el New York Times, un par de ingenieros de Facebook (que se mantienen en el anonimato) filtraron esta nueva funcionalidad en la que se habrían integrado una docena de filtros y efectos que le darían a las fotografías el mismo aspecto que si hubiesen sido tomadas por una vieja cámara con filtros, básicamente, igual que Instagram. De hecho, según los planes de Facebook, esta colección de filtros ofrecería a los usuarios una gama de nuevos estilos que tendría que ser capaz de captar a los usuarios de otros servicios.

Teniendo en cuenta que Facebook ha abandonado Facebook Places y se ha visto superada por Foursquare en este sentido, la verdad es que no le auguro mucho futuro a esta versión de Instagram "made in Facebook". Ya no solo porque Instagram tenga una potente base de usuarios, que se verían multiplicados si lanzansen de una vez la versión para Android, sino que también existen otras opciones que le van a complicar a Facebook llegar a esa hegemonía que tanto ansía, como iOS 5, del que se dice que incluirá filtros para tratar las imágenes. Reinventar la rueda simplemente para que la rueda sea tuya no es una gran estrategia y aunque se ocupe una posición privilegiada, no se puede pretender lanzar un servicio similar a otro exitoso por el mero hecho de que ofrece algo que tú no ofrecías o porque no se dejase comprar. De todas formas, sobre la compra, Instagram ha declinado hacer comentario alguno así que, oficialmente, el intento de compra se queda en la categoría de rumor. Desde luego que de ser cierto el rumor de la compra, este movimiento está más cercano a la pataleta infantil que a una estrategia comercial.

mark-zuckerberg-facebook

Por otro lado, Facebook no puede pretender abarcarlo todo y ofrecer en solitario todos los servicios que se prestan a través de su red social. Si permites que se integren servicios de terceros (YouTube, Instagram, Foursquare, Tumblr, etc) y, por tanto, eres capaz de ofrecer una coexistencia entre tu red social y los servicios externos, no creo que tenga sentido intentar fagocitar a la competencia asumiendo sus funcionalidades dentro de tu cartera de servicios. Siguiendo esta senda, además de complicar la gestión con cada vez más servicios, Facebook va a terminar siendo un lugar en el que podremos encontrar servicios de terceros y copias de éstos, es decir, que con tanto interés por abarcar, al final, terminará bajando la calidad global del servicio ofrecido.

Bajo mi punto de vista, está claro que Facebook quiere captar la atención, y evitar la pérdida de interés de los usuarios, pero para lograrlo debería añadir mejores servicios a su red social fruto de la innovación y la creatividad, no de la copia de otros. A veces, es mucho más inteligente llegar a una alianza o un acuerdo comercial que intentar hacer sombra a alguien que te lleva mucha ventaja en la carrera. ¿Y qué debería hacer Instagram ante este movimiento? Creo que va siendo hora de lanzar el esperado cliente para Android, con eso lograrían una tremenda expansión y sería mucho más difícil que el servicio de Facebook pudiera hacerles daño.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.