Cuando uno habla de mensajería instantánea móvil la mayoría suele tener en mente un par de nombres, WhatsApp y BlackBerry Messenger, sin embargo, el universo de aplicaciones es algo mayor y encontramos algunos servicios alternativos como GroupMe, o el recién anunciado por Samsung, ChatOn. Si algo tienen en común estas aplicaciones es que no cubren todo el ecosistema de smartphones, ya sea porque son propios de un fabricante o porque no han lanzado clientes para todos los sistemas operativos, de hecho, uno de los más perjudicados con esta política comercial era Windows Phone, que estaba bastante abandonado. Sin embargo, Kik Messenger decidió lanzar un cliente para Windows Phone 7 en el mes de junio y, a la vista de los resultados, resultó todo un acierto.

kik_registrations_wp7_story

El movimiento del mercado de aplicaciones de Windows Phone 7 es bastante bajo, apenas de un 2% en Estados Unidos y, claro está, con estos datos se entra en una espiral en la que los desarrolladores no se lanzan a trabajar en este entorno, los usuarios no adquieren terminales con este dispositivo porque no hay aplicaciones y, al bajar las ventas, siguen bajando los desarrollos. De todas formas, se siguen vendiendo terminales con Windows Phone 7 y, cuando se lancen al mercado los terminales de Nokia, llegarán muchos más, por lo que, al final, sería necesario dar el paso y lanzar alguna aplicación de mensajería a este segmento.

Kik se decidió y dio un salto cuyos resultados, posiblemente, no esperaban. Es lógico que si lanzas el cliente para Windows Phone 7, los usuarios se lanzarán en tropel a instalarla pero, además, se creó un efecto llamada que aumentó el número de usuarios de iOS y de Android. ¿Windows Phone como cabeza tractora de Android e iOS? Suena un poco raro pero en el caso de Kik es así.

Según los datos de la compañía, los usuarios de Kik de iOS y Android subieron un 22% gracias al lanzamiento en el sistema operativo móvil de Microsoft. De hecho, por cada instalación en Windows Phone 7, los usuarios de las otras dos plataformas subieron un 1,53%, es decir, por cada nuevo usuario que llegaba de Windows Phone 7, éste traía de la mano, en media, a 0,9 usuarios de Android y 0,5 usuarios de iOS.

Según el CEO de Kik, Ted Livingston:

Windows Phone puede ser un pequeño segmento del total pero estos usuarios traen consigo a sus amigos de otras plataformas, generando un inesperado aumento en la actividad de Kik. Es el momento de las aplicaciones que están en presentes en varios sistemas operativos de prestar atención a Windows Phone 7

Y, personalmente, creo que no le falta razón al CEO de Kik, Windows Phone 7 es un sistema operativo que habría que empezar a tener en cuenta. Recuerdo bien un informe de Gartner del mes de abril que situaba, para 2014, a Windows Phone como la segunda plataforma móvil del mercado (con casi un 20% de la cuota del mercado), en un mundo dominado por Android (con un 48% de cuota de mercado) y aunque estos estudios tan a largo plazo hay que tomarlos con reservas, Windows Phone es un sistema incipiente que podría dar la campanada.

Kik Messenger - Free real-time texting for all

A Kik, desde luego, la jugada le ha salido estupendamente bien y, quizás, haya abierto la puerta para que más servicios decidan también lanzarse a este olvidado segmento del mercado.