Por problemas de seguridad para el usuario, por esa razón Microsoft ha decidido dar la espalda a una de las tecnologías que más pueden tener que decir en el futuro de Internet.

Su navegador, Internet Explorer 9 no soportará WebGL; desde la empresa creadora de Windows afirman que este estándar es dañino, tal y como afirman en uno de sus blogs.

Desde la empresa de Redmond afirman que hay tres grandes puntos negros de WebGL, por un lado existe una problemática en la que se el sistema es vulnerable a ataques de denegación de servicio y lo que es más grave, WebGL expone directamente funcionalidades con la GPU, algo que es considerado por Microsoft como algo demasiado permisivo y que si un usuario malintencionado pudiera explotar alguna vulnerabilidad podría tener acceso directo al hardware del equipo.

Los ataques que previamente se hayan dado sólo en la elevación local de privilegios ahora pueden resultar un compromiso. Si bien puede ser posible mitigar estos riesgos, en cierta medida, la superficie de ataque deja grandes expuestos por WebGL sigue siendo una preocupación. Esperemos a ver los errores que existen sólo en ciertas plataformas o con ciertas tarjetas de vídeo, lo que puede facilitar los ataques dirigidos.

Por último, Microsoft considera que este estándar no cuenta con un sistema de actualizaciones idóneo, ya que el actual pone trabas a los usuarios para obtener la última versión, lo que aumentaría el riesgo de vulnerabilidad a los ataques.

Hay que recordar que detrás de WebGL hay empresas tan importantes como la de Redmond, entre ellas la propia Google con su navegador o Mozilla, ¿se preocupa demasiado pocos estas o lo hace demasiado Microsoft? En cualquier caso, los de Redmond no han sido los primeros en avisar de los problemas de seguridad que trae consigo WebGL.

Vía: WinRumors