Otro de los grandes anuncios durante el primer keynote de Google I/O es el anuncio de Ice Cream Sandwich, la próxima versión de Android. La gran novedad es que la empresa decide unificar la interfaz gráfica entre la variación para tablets y la variación para smartphones.

La nueva versión del sistema operativo se apoyará bastante en un nuevo framework para aplicaciones que Google aún no ha detallado (asumimos que detalles serán revelados a lo largo del año). No hay tampoco detalles de cómo distribuiran la nueva versión o a qué dispositivos pero sí se habló de un nuevo acuerdo entre algunas de las empresas que son parte del Open Handset Alliance para mejorar el proceso de actualización.