Lo sabíamos. Tarde o temprano, el sitio de vídeos más grande del planeta tenía que apostar por las transmisiones en directo. Que todos los demás tiemblen, porque Google anunció esta mañana que YouTube estará ingresando a la competencia por el streaming. Con una audiencia de dos mil millones de vistas por día, YouTube se lanza a un mercado que desde hace tiempo le tentaba.

Para ver los vídeos en vivo, sólo debes ingresar a www.youtube.com/live. Por supuesto, el servicio de transmisión aún no está disponible para todos, pero abre la puerta para muchas posibilidades. Si con los vídeos grabados, YouTube había puesto en predicamentos a muchas empresas, este inicio nos permite imaginar una revolución equiparable con la que supuso la aparición del sitio en 2005.

YouTube ya lo había hecho con anterioridad, con conciertos, entrevistas y eventos deportivos, pero esta vez la escala es muchísimo mayor. Por ahora, sólo unos cientos son los privilegiados para poder transmitir en directo a través del servicio, pero Google espera que esta cifra alcance a algunos miles en los próximos meses.

Se levantan muchas preguntas con el lanzamiento, como saber bajo qué criterios se elegirán a los usuarios que tengan esta nueva característica. No sé ustedes, pero a mi me parece que se abre un espacio enorme de monetización para el servicio, pues este añadido bien podría ser ofrecido bajo suscripción. Pero no especulemos de más, y por lo pronto, recostémonos en la silla a disfrutar del contenido en vivo.