El domingo pasado fue publicada en la Revista Proceso una carta escrita por el escritor Javier Sicilia dirigida a todos los políticos y criminales mexicanos, titulada "Estamos hasta la madre". El texto finalmente ha logrado sacudir a la sociedad mexicana para movilizarse en contra de la guerra y la violencia, y el internet una vez más tiene un papel fundamental en la articulación de las demandas de la sociedad, funcionando como canal de apoyo, de fuga, de protesta, y más específicamente, en la coordinación de una protesta pacífica contra la violencia el próximo 6 de abril, a nivel nacional.

El lunes de la semana pasada el hijo de Javier Sicilia fue asesinado junto con otros seis jóvenes en Cuernavaca, Morelos. A raíz de este deporable crimen que forma parte de los ya demasiados daños colaterales que ha producido la Guerra contra el Narcotráfico® del presidente Felipe Calderón (con apoyo de los Estados Unidos), el resultado han sido más muertos de los que podamos imaginarnos y un descontento social que ya no es posible contener: estamos hasta la madre.

El reclamo de Sicilia- quien además se ha despedido de la poesía— es fuerte pero sobre todo urgente ante la fallida estrategia del gobierno mexicano para abordar el combate al narcotráfico y que ha logrado poner en riesgo la vida de todos sus ciudadanos:

Estamos hasta la madre de ustedes, políticos –y cuando digo políticos no me refiero a ninguno en particular, sino a una buena parte de ustedes, incluyendo a quienes componen los partidos–, porque en sus luchas por el poder han desgarrado el tejido de la nación, porque en medio de esta guerra mal planteada, mal hecha, mal dirigida, de esta guerra que ha puesto al país en estado de emergencia, han sido incapaces –a causa de sus mezquindades, de sus pugnas, de su miserable grilla, de su lucha por el poder– de crear los consensos que la nación necesita para encontrar la unidad sin la cual este país no tendrá salida; estamos hasta la madre, porque la corrupción de las instituciones judiciales genera la complicidad con el crimen y la impunidad para cometerlo; porque, en medio de esa corrupción que muestra el fracaso del Estado, cada ciudadano de este país ha sido reducido a lo que el filósofo Giorgio Agamben llamó, con palabra griega, zoe: la vida no protegida, la vida de un animal, de un ser que puede ser violentado, secuestrado, vejado y asesinado impunemente; estamos hasta la madre porque sólo tienen imaginación para la violencia, para las armas, para el insulto y, con ello, un profundo desprecio por la educación, la cultura y las oportunidades de trabajo honrado y bueno, que es lo que hace a las buenas naciones; estamos hasta la madre porque esa corta imaginación está permitiendo que nuestros muchachos, nuestros hijos, no sólo sean asesinados sino, después, criminalizados, vueltos falsamente culpables para satisfacer el ánimo de esa imaginación; estamos hasta la madre porque otra parte de nuestros muchachos, a causa de la ausencia de un buen plan de gobierno, no tienen oportunidades para educarse, para encontrar un trabajo digno y, arrojados a las periferias, son posibles reclutas para el crimen organizado y la violencia; estamos hasta la madre porque a causa de todo ello la ciudadanía ha perdido confianza en sus gobernantes, en sus policías, en su Ejército, y tiene miedo y dolor; estamos hasta la madre porque lo único que les importa, además de un poder impotente que sólo sirve para administrar la desgracia, es el dinero, el fomento de la competencia, de su pinche “competitividad” y del consumo desmesurado, que son otros nombres de la violencia. 

Sicilia hace un llamado a la movilización este 6 de abril en México para recuperar la dignidad, para exigir que los políticos y criminales (que cada vez más son más díficiles de distinguir en este país) recuperen el honor que han perdido y exigir se proteja y se deje de criminalizar a la juventud. Alto a la violencia en todas su formas.

Bajo los hashtags #estamoshastalamadre, #marchanacional #paremoslasbalas y #javiersicilia la carta de Javier Sicilia le ha dado la vuelta a la red, para invadir Facebook, Twitter e incluso cadenas de e-mail. El efecto es que hasta hoy están programadas hasta el momento 10 marchas en diferentes ciudades de México para éste 6 de abril.

La carta ha generado la convicción de muchos de salir para salir a las calles el próximo miércoles y exigir al (des)gobierno mexicano detenga una guerra que nadie le pidió:

Yo voy a marchar el miércoles. #Sicilia.less than a minute ago via web

Que la #MarchaNacional del 6 de abril no sea partidista. Esta es una demanda no sólo contra la guerra, sino contra el sistema que la creó.less than a minute ago via web

Por los 40 mil muertos marchemos el miércoles junto a Javier Sicilia. De la explanada de Bellas Artes al Zócalo. A las 5 de la tarde.less than a minute ago via web

A pesar de la reciente firma de un acuerdo para cubrir la violencia en México es imposible ignorar el principal problema de esta guerra que pelea el gobierno contra lso criminales, ya que ambos sólo tienen imaginación para la violencia, como afirma Javier Sicilia en su carta.

El corazón de México esta podrido escribe Sicilia, coincido, aunque me parece importante reconocer que el corazón de México no son los políticos y criminales, por eso todos con Javier Sicilia.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.