El International Pacific Research Center de la Universidad de Hawai, en Manoa, ha recreado por ordenador cómo avanzarán los restos que el Tsunami japonés se ha llevado consigo, cruzando el Pacífico y alcanzando la costa oeste de los Estados Unidos, Canadá y México.

Hawai, California, Columbia Británica, Alaska y Baja California terminarán recibiendo buena parte de los escombros, cuya avance se mantendrá imparable hasta 2016, cinco años después, cuando se espera lleguen las últimas oleadas de desecho. No cabe duda de que el perjuicio medioambiental de la catástrofe va a ser igualmente devastador.

El gráfico que nos ofrece Gizmodo ha sido elaborado por Nikolai Maximenko y Jan Hafner empleando datos extraídos de las boyas dispersas por el Océano Pacífico. En él vemos como el conglomerado de vehículos, casas y aparatos electrónicos reducidos a mínima expresión irá cubriendo terreno acuoso hasta llegar a las costas norteamericanas.

Ésta es la cronología que los expertos han elaborado:

  • Marzo de 2012: Los escombros se acercan al norte de Hawai, alcanzando en algunos casos las playas del noroeste.
  • Marzo de 2013: El resto de Hawai ya se encuentra invadido por desechos, que siguen su rumbo hacia la costa oeste.
  • Marzo de 2014: Contacto con la costa oeste, desperdigándose las ruinas por California, Columbia Británica, Alaska y Baja California.
  • Marzo de 2015: La inmesa masa de basura se incorporará a la conocida como Parcela de Basura del Pacífico Norte, que duplica ya en extensión al estado de Texas.
  • Marzo de 2016: La última oleada de desechos alcanzará Hawai nuevamente.

La pregunta ahora es si esta previsión permitirá a las autoridades tomar algún tipo de medida que contrarreste los efectos de semejante marejada.