Contrastes, intenciones de unos que chocan con las decisiones de otros. Eso es precisamente una de las cosas que ha hecho que la Ley Sinde naciera como lo ha hecho. Y contrastes son los que actualmente seguimos viendo con todo este asunto de las páginas de descarga, ayer mismo mi compañero Elías os contaba que desde la SGAE creen que después del verano se puede comenzar a cerrar páginas web y hoy mismo nos levantamos con algo que está en la lado opuesto, y que sin embargo, es lo que ha venido ocurriendo siempre hasta el momento: enlazar a descargas no se considera delito. Eso es lo que indica la Audiencia de Madrid que en el caso de la página web IndiceDonkey sostiene que no existe comunicación pública ni ánimo de lucro directo.

En otro caso similar, el de la página web RojaDirecta, los jueces afirman que

Los responsables de la página no realizan de forma directa actos de comunicación pública de obras protegidas por la LPI (Ley de Propiedad Intelectual) ya que no alojan en sus archivos los títulos descargados

Bien, viendo esto podemos acudir siempre a otro de los asuntos recurrentes que suele haber con estas páginas web: la publicidad. Muchas de estas páginas web contienen publicidad mediante la cual se financian, desde los tenedores de los derechos se afirma que sus ganancias son millonarias, algo que particularmente no pongo en duda, pero de ser así demuestra que no tienen mucha visión de negocio: haced lo mismo y ganar tanto dinero como ellos con la publicidad. En cualquier caso, que una página web de descargas gane dinero por la publicidad que se muestra no es considerado ánimo de lucro directo para la Audiencia de Madrid, ya que

La retribución que obtienen los administradores de la página no compensa la descarga de los títulos, sino la publicidad derivada del acceso genérico a la página, que es independiente de ésta y que se puede producir aunque no haya descarga

Y esto se da sobre el caso de IndiceDonkey, que comenzó allá por abril de 2006 y que ha sufrido ya tres sobreseimientos. Y esto es lo que dicen los jueces, y como a algunos no les gusta pues simplemente les apartamos del camino y tan solo se les consulta para una mera formalidad sin dejarles llegar al fondo del asunto. Y esta es precisamente una de las cosas que se ha criticado de la llamada Ley Sinde, que fue aprobada el mes pasado, que ya está en el Boletín Oficial del Estado y la cual puede comenzar a funcionar para después del verano. Aunque la ley ya haya sido aprobada eso no quiere decir que no se pueda luchar contra esta, hace un tiempo comentamos algunas ideas y la forma de hacérselo pagar donde más les duele es en las urnas, recuerda que tu voto es demasiado valioso.