Up! fue una de las mejores películas del 2009. La historia cuenta la vida de Carl Fredricksen, que a sus 78 años decide salir en la búsqueda de sus sueños postergados. Lo acompaña un niño scout muy entrometido llamado Russell. Los dos realizan un increíble viaje lleno de aventuras a los tepuyes de Venezuela. Todo el viaje lo realizan en una fantástica casa voladora, que miles de globos para lograrlo.

Recuerdo que los amargados de siempre, que asistieron a la misma función que yo, salieron del cine indicando que era imposible hacer volar una casa simplemente con globos. Pues bien, un equipo técnico de National Geographic, han logrado hacerle tragar sus palabras. Una casa puede volar con globos, por lo menos una que no tenga muchos muebles y no este anclada al piso con concreto, tuberías y toda la parafernalia tradicional.

La casa que han logrado hacer volar mide 4,9 x 4,9 x 5,5 metros, sin muchos muebles y hecha de madera. Se han usado globos meteorológicos de 2,5 metros. Al final han logrado que con 300 globos llenos de helio, la casa vuele más de 3.000 metros de altura durante un poco más de una hora. La prueba y experimento fue realizado el 5 de Marzo pasado en un aeropuerto privado de Los Angeles, como parte de un nuevo programa de televisión de la National Geographic “¿Cuán difícil puede ser?”.

Me encanta cuando el ingenio humano puede igualar a los sueños. De hecho, creo que es la única forma que existe para que la tecnología se supere y progrese. En este caso en particular lo que han logrado es bastante poetico. Les dejo las preciosas fotos del experimento en la siguiente galeria.

Vía: Gizmodo

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.