El Transbordador Espacial Endeavour montado sobre un Boeing 747 modificado para este tipo específico de tareas. Una vez aterrizado, el transbordador debe ser transportado al Centro Espacial Kennedy.

¿Por qué así, por qué no vuela por si mismo? Recordemos que los transbordadores no tienen dicha función. Durante su despegue y puesta en órbita son impulsados por dos propulsores externos y tres motores externos que cumplen solo y únicamente esta función. Durante el aterrizaje solo planea, no hay ningún motor o propulsor ayudando en la trayectoria.