Google ha presentado Chrome Web Store, la tienda de aplicaciones que llega a su navegador con la que se abre una gran cantidad de posibilidades para los usuarios y para los desarrolladores. Después de varios meses de desarrollo ha llegado el momento y será lanzado en el día de hoy, aunque por el momento sólo para Estados Unidos. Durante los próximos meses se irá abriendo para el resto de países.

Hemos visto como Google Chrome ha ido mejorando poco a poco durante el último año y se ha convertido en un navegador realmente rápido, más de lo que ya lo era cuando se presentó, esa junto a otras mejoras que han ido añadiendo han hecho que vaya creciendo en cuenta a número de usuarios y actualmente cuenta con más de 120 millones de usuarios en todo el mundo. Con esa cuota de personas usando su navegador ahora llega Chrome Web Store. Lo que Google pretende con Web Store es crear una nueva plataforma, donde los desarrolladores puedan crear aplicaciones específicas para su navegador y los usuarios la puedan ejecutar sin problemas. Pero lo cierto es que no deja de ser nada que no hayamos visto hasta ahora, por el momento.

En Chrome Web Store tenemos una completa galería de aplicaciones, tanto gratuitas como de pago, que podemos ejecutar en nuestro navegador. La instalación es de lo más sencilla y al estar conectados con nuestra cuenta de Google no nos pedirá ningún dato, tan sólo la contraseña si no estamos correctamente autenticados. La descarga apenas lleva unos segundos --dependiendo de la conexión, claro-- y una vez instalado la tendremos en nuestro dashboard de aplicaciones.

Con esta tienda de aplicaciones se abre un nuevo concepto y como ya comenté, se trata de un paso más allá de las extensiones y que está íntimamente ligado con el sistema operativo de Google del cual también han estado hablando, Chrome OS, sin este, probablemente Chrome Web Store tendría menos sentido.

Existe una pega, la cual es normal, y es que en lugar de haber creado una plataforma para Google Chrome o Chrome OS se podría haber extendido esta para que se pudiera trasladar a cualquier navegador, aunque cabe señalar que las aplicaciones se podrán ejecutar en cualquier navegador que tenga adoptado los estándares de forma correcta, aunque otra cosa será ver que sucede con las aplicaciones de pago. El llevar la tienda a otros navegadores sería algo que les aportaría gran cantidad de usuarios más con tan solo perder un poco el control. Pero en ese sentido tendremos Open Webs Apps que está preparando Mozilla.

Imagen: Engadget