El juguete nuevo de Microsoft resultó ser muy popular. Ayer anunciaron que el flamante sensor de Xbox 360 logró alcanzar ventas de más de 2,5 millones en tan solo 25 días. Y como en el mundo de la tecnología todos quieren hacerse de un record, seguro los de Redmond andan súper contentos con el título de el más rápido en ventas que solía pertenecer al iPad (2 millones vendidos en el primer mes), y que ya se veía venir luego de alcanzar el millón de ventas en tan sólo 10 días.

Pero ojo, y Microsoft mismo reconoce que el timing a veces lo es todo, y que el fin de semana pasado haya sido el Black Friday (donde la fiebre consumista en Estados Unidos alcanza puntos del delirio, entre ofertas y estampidas en las tiendas) claramente contribuyó a este numerito de ventas. Aunque a este paso, la meta que se impusieron de llegar a los 5 millones vendidos para fin de año es más que realista. Aunque **Nielsen anda diciendo que los niños (y claro, varios grandotes) quieren iPads para Navidad, seguro la pelea entre quién se hace con el título del más vendido va a estar difícil.

Seguro me dirán "¡peras y manzanas!" no es lo mismo una tablet que un periférico (que además requiere que tengamos un Xbox para usarlo), en todo caso la batalla será entre Kinect y PlayStation Move (que en su primer mes vendió 1 millón de unidades, menos de la mitad), y seguramente así lo sea, en el terreno de las consolas. Pero como en el mundo de la tecnología a menudo no importa tanto qué sea lo que se vende, sino ser el que más vende, prepárense para los conteos y predicciones de la tecnología del año después de que Santa pase por nuestros arbolitos en unas semanas.

Pero volviendo a Kinect, luego de que pasen las fiestas, y nos levantemos con resaca y nos demos cuenta que ya estamos en 2011, hay que ver si este envión se mantiene estable, porque si bien esta es la época de las ventas, y la presencia en 38 países de una tecnología, que si bien no es novedosa, porque los juegos con movimiento están desde que Wii vino a hacer que los gamers se levantaran del sillón, sí trae la novedad de ser el primero en no necesitar de controlador alguno, yo de todas formas le pongo unas cuantas fichas. ¿A ver, quiénes le pidieron un Kinect a Santa? (Yo antes de siquiera pensar en uno, necesito un departamento más grande para evitar los Kinect Fails)

Vía: Ecetia